La reina Sofía calla lo más gordo de su hijo ¡y lo destapa él! | EFE

La reina Sofía rezaba para que no saliera esto (y va de su marido)

stop

La madre de Felipe VI, como toda la Casa Real, se ve involucrada en otro turbio asunto

02 de mayo de 2020 (11:26 CET)

Se avecinan nuevos problemas para Felipe VI y de nuevo tienen que ver con su padre, Don Juan Carlos I, quién ya fue retirado de sus funciones debido a su turbio pasado. Por culpa de sus acciones los actuales Reyes de España juegan un gran papel para restaurar la imagen tan dañada de la Casa Real. Es el país donde más odio existe hacia la monarquia y en parte es por culpa de sus protagonistas. 

Arturo Fasana, presunto gestor financiero de Juan Carlos I, ha confesado que el 7 de abril de 2010 ingresó en una cuenta controlada por el rey emérito 1,9 millones de dólares que Juan Carlos I le entregó en persona en una maleta. Según Fasana, Juan Carlos I le explicó que los fondos se los había dado el emir de Bahréin, Hamad bin Isa al Jalifa. El fiscal del Cantón de Ginebra, Yves Bertossa, investiga la declaración en el marco de una macrocausa contra el supuesto blanqueo de fondos de la Casa Real a través del sistema financiero helvético. Pero hay indicios que corroboran su veracidad.

Casualmente, justo unos días antes de este ingreso, el rey emérito visitó Bahréin. Consta que realizó este viaje para asistir al primer gran premio del mundial de Fórmula 1, que se disputó el fin de semana del 14 de marzo de 2010 en ese diminuto emirato del Golfo. El monarca saludó a los tres pilotos españoles que disputaron el campeonato esa temporada y visitó el box de la primera escudería nacional en la F1, Hispania Racing Team.

don juan carlos I

Es más, se dejó ver por el paddock e incluso fue entrevistado, brevemente, por La Sexta. "Si usted lo pasaba mal viendo las carreras, a partir de ahora va a sufrir mucho más", le preguntó el periodista Antonio Lobato, por la gran presencia de españoles en la competición. "Bueno, en fin, ayudaremos todos", respondió el rey. "¿Qué le ha dicho a Fernando? ¿Cómo está?", preguntó de nuevo Lobato. "Nada, que nos veremos en el podio", comentó el rey. 

Arturo Fasana relató a la fiscalía que el rey le telefoneó para decirle que quería almorzar con él en su casa de Ginebra. Fue durante la comida cuando le explicó que el rey Hamad bin Isa al Jalifa le había regalado el dinero y le pidió que se encargara de ingresarlo en un banco. Fue entonces cuando el gestor contactó con el banco Mirabaud y solicitó el ingreso. 

Según se refleja en la cuenta, el rey emérito utilizó este dinero para asumir todo tipo de gastos. De 2010 hasta 2012. Fue ese último año cuando, cinco meses después del accidente en Botsuana, transfirió los últimos 65 millones de dólares que quedaban en el depósito. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad