Reina Sofía | EFE

La reina Sofía reza a Dios para que no salga esto: el mayor escándalo jamás contado

stop

El secreto que avergüenza (aún más) a la Casa Real

09 de marzo de 2020 (11:31 CET)

Se han escrito muchas líneas en los medios de papel cuché acerca de infidelidades en la Casa Real. Empezando por la Reina Sofía. La madre de Felipe VI ha tenido sus admiradores secretos. Se ha hablado en muchas ocasiones de que  Alfonso Díez, viudo de la Duquesa de Alba, le ha ido detrás durante largo tiempo.

Pero hay más. Según contó Carmen Enríquez en el libro Sofía, nuestra reina, la infanta Elena, también habría hecho de las suyas fuera antes de separarse de la hija de Juan Carlos.

Infanta Elena

Escapadas con nocturnidad

"La Infanta estaba muy disgustada al ver llegar a su marido al domicilio conyugal a la misma hora que ella se levantaba para acompañar a los hijos al jardín de infancia. Mientras que Jaime prefería trasnochar y hacer presencia en cualquier acontecimiento social, la mujer optaba por retirarse pronto”, reveló la escritora.

Algo que llevó a Sofía a sospechar que Jaime tenía una historia extramatrimonial. "La reina Sofía nunca estuvo convencida de que Jaime de Marichalar se casara con su hija por amor, sino que siempre creyó que le movieron otros intereses. A eso se tiene que añadir que no le gustaba el trato que la hija recibió del marido durante el tiempo que estuvieron unidos en matrimonio", contaba la autora.

La última de Juan Carlos I

Pero si hay alguien que haya centrado siempre este tipo de historias es el rey emérito Juan Carlos I. El monarca siempre ha estado en el punto de mira. Y en los últimos días ha cobrado mucha fuerza una historia que contó Jaime Peñafiel al diario El Mundo.

Don Juan Carlos I

Esto decía el cronista de su presunta relación con la condesa Olghina de Robilant: "Un día antes de ponerle a Sofía el anillo de pedida en el dedo, el rey estuvo perdido entre las sábanas de la cama de una habitación de una pensión romana, pagada y reservada por la condesa”. Una historia más para la colección del emérito y que Sofía reza para que no salgan a la luz pruebas del asunto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad