La reina Sofía pidió a Juan Carlos I que abdicara en los 90

La madre del rey Felipe VI, la emérita doña Sofía, intentó sacar del trono a su marido Juan Carlos I

Reina Sofía
Reina Sofía

Según las declaraciones que realizó Corinna Larsen para la revista Paris Match, La reina emérita doña Sofía habría intentado un ‘golpe de estado’ contra su marido, el rey emérito Juan Carlos I. Según Corinna, este se lo había confesado en uno de sus encuentros. Pero ojo, porque no habría habido solo un intento de destronar al ex Jefe de Estado, sino dos.

Uno de ellos ocurrió durante el mandato en el Gobierno de España de Mariano Rajoy. Tal y como reveló el coronel retirado  Amadeo Martínez Inglés en su libro Don Juan Carlos. El rey de las cinco mil amantes, Sofía «conspiró con Mariano Rajoy» para sacar a Juan Carlos de Zarzuela y del reinado de España y colocar a su hijo Felipe en la Jefatura de Estado. Esta habría sido la ocasión a la que se refería Corinna. Pero no la única.

Juan Carlos I y Corinna Larsen
Juan Carlos I y Corinna Larsen

Sofía pide que Juan Carlos abdique

La otra se remonta a finales de los años 80 y principios de los 90. Según habría explicado a varios periodistas Sabino Fernández Campo,  fallecido hace 11 años que fue secretario general de la Casa del Rey desde 1977 y más tarde Jefe de la Casa, Sofía ya intentó que Juan Carlos abdicara en favor de su hijo y quedarse ella como gerente de la casa real.

Ocurrió cuando la suegra de la reina Letizia supo de la estrecha relación que Juan Carlos mantenía con la mallorquina Marta Gayá. Un asunto que era un secreto a voces en la isla balear y que todavía hoy ocupa páginas en los medios de papel cuché.

Fotografía: La reina Sofía pidió a Juan Carlos I que abdicara en los 90
Marta Gayá

En varias ocasiones se les vio juntos, y las informaciones no dejaban de llegar a los medios con Fernández Campo como fuente, que quería evitar lo que consideraba una ‘actitud irresponsable’ del monarca.

Juan Carlos I frena a la reina Sofía

Un panorama que llevó a Sofía a pedir al entonces Secretario General de la Casa del Rey Joaquín Puig de la Bellacasa que moviera hilos para que abdicara y se marchara lejos con su amante, dejándola a ella como gerente y a su hijo, que ya era mayor de edad pero no había completado el proceso para poder ser Jefe de Estado, como heredero del trono,

Aquella intentona llegó a Juan Carlos I, que cogió un enfado monumental y puso los puntos sobre las íes a su esposa Sofía. Este avisó a su mujer que tendría mucha influencia sobre su hijo, pero no sobre él, frenando cualquier intento de ‘golpe de estado’ de Sofía.