Reina Sofía | EFE

La reina Sofía lo ha callado hasta hoy: la mujer casada que reclama 50 millones

stop

La mujer de Juan Carlos I y el secreto mejor guardado

12 de junio de 2020 (10:51 CET)

La reina Sofía siempre se ha mostrado como una mujer muy prudente y que, como apuntan desde dentro, ha cedido en todo momento el protagonismo a su marido, Juan Carlos I.

Eso, que tanto se le critica a Letizia pero por no hacerlo precisamente, le ha ayudado a tener una imagen de una reina afable, correcta y alejada de polémicas y de líos. Eso sí, por mucho que dejara todo el protagonismo al rey, Sofía sabía muy bien que su marido acabaría estando en el punto de mira.

Y ese momento ha llegado. El cerco mediático y, sobre todo, judicial, sobre el rey emérito se está estrechando tanto que los nervios en La Zarzuela empiezan a ser evidentes. Y es que las diferentes investigaciones que se están llevando a cabo están desvelando datos que no es que dejen precisamente al padre del rey Felipe en muy buen lugar.

Juan Carlos I

La reina Sofía calla el lío

De hecho, en las últimas horas han sido varios los medios que han centrado su atención en Shaparri Azzany Zanganeh, una de las “personas de confianza” del emérito, tal y como apuntan en El Confidencial.

Una Shapari que en su día fue la segunda mujer del traficante de armas Adna Kashoggi y que ahora ha vuelto a ser noticia por un nuevo lío económico. Y es que parece ser que Azzany trabajó como lobista para Juan Carlos I asegurando una suculenta comisión en las ya famosas obras del Ave a La Meca.

Un comisión que, tal y como apuntan en el citad medio, asciende a ni más ni menos que 95.7 millones de euros. Eso sí, tan sólo ha cobrado una parte, y esta reclamando ahora los 50 millones que le faltan por cobrar. La comisionista ha llevado el caso a un arbitraje en la Corte de París. Veremos cómo acaba.

Lo que está claro es que, por mucho que Sofía, Felipe y el resto de miembros de la Familia Real hayan callado durante mucho tiempo algunos líos de Juan Carlos I, el emérito está contra las cuerdas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad