La reina Letizia y Felipe VI preparan la mudanza. Nueva casa para los reyes de España

El Rey y su nuevo hogar

Fotografía: La reina Letizia y Felipe VI preparan la mudanza. Nueva casa para los reyes de España
Fotografía: La reina Letizia y Felipe VI preparan la mudanza. Nueva casa para los reyes de España

La salida del rey emérito Juan Carlos I de España empieza a tener consecuencias a nivel familiar. Y es que, como apuntan en Vanitatis, la idea de que Felipe y Letizia se muden a La Zarzuela está encima de la mesa. Una decisión que, si bien es cierto que no está tomada, sí que se está meditando.

Entre otras cosas porque sería lo más lógico. Cuando Juan Carlos I abdicó en 2014, muchos creyeron que Felipe, Letizia, Leonor y Sofía trasladarían su residencia a La Zarzuela. Pero no fue así.

La Reina Letizia, el Rey Felipe VI y el rey emérito, Juan Carlos I | EFE

Como apunta el citado medio, parece ser que los ya nuevos reyes decidieron que, dada la edad de sus hijas y el inconveniente de una mudanza, era mejor quedarse en El Pabellón del Príncipe, un chalet dentro del recinto de La Zarzuela en el que el hoy Rey vive desde su construcción en 1999.

La futura mudanza de Felipe y Letizia

Los motivos por los cuales Juan Carlos I y Sofía siguieron residiendo en La Zarzuela siendo ya eméritos y los reyes en El Pabellón del Príncipe se desconocen. Sin embargo, no son pocos los que, ahora, con el emérito fuera de España y con Sofía pasando largas temporadas en Londres y en Grecia junto a su hermana Irene, apuntan que Felipe y Letizia podrían mudarse definitivamente a La Zarzuela.

Han pasado seis años desde la abdicación de Juan Carlos I y, ahora que el palacio estará prácticamente deshabitado, sería un buen momento para que los actuales reyes y sus hijas se instalaran allí. Entre otras cosas porque es allí donde tienen sus despachos.

Felipe y Letizia

La decisión no está tomada. Cuentan desde el entorno de la corona que Felipe quiere esperar un tiempo si es que llega el día en el que se muden definitivamente. Sabe que este tipo de gestos no hacen otra cosa que remarcar las diferencias y distancias que está intentando guardar con su progenitor y sus líos. Eso sí, nadie duda de que, tarde o temprano, los reyes se instalarán en La Zarzuela, la que debía haber sido su residencia desde el momento en el que Felipe asumió el trono.