La humillación más bestia a la Reina Letizia: “¿Te cuento lo que le dijo Sofía?” | EFE

La Reina Letizia tiene un problema: su peor enemiga (o “no la salva ni Felipe VI”)

stop

Arden las redes sociales y se frota las manos la prensa del corazón

16 de julio de 2018 (20:04 CET)

La Casa Real es una ruina. La polémica está servida. A Felipe VI se le cae el mundo encima, obligado a subsanar todos los entuertos de palacio.

En los últimos días el Rey Juan Carlos I ha sido puesto en el ojo del huracán. Sus flirteos con Corinna resulta que escondían estrategias fiscales que están siendo investigadas por Hacienda.

Con las mujeres, las cosas no mejoran. Al contrario. La tensión originada en la misa de Pascua entre la Reina Letizia y la Reina Sofía no ha menguado.

Ahora, la esposa de Felipe recibe una dura puñalada. Ya ni su marido le tiende la mano, pero aguanta con ella por compromiso. Por no dar una mala imagen al mundo. ¿Por cuánto tiempo?

En las redes sociales los comentarios son lapidarios: “No la salva ni Felipe VI”. Y el siguiente artículo de Periodista Digital resume perfectamente el problema: la Infanta Elena ha vuelto.

Esta es la turbia historia 

La Casa de Su Majestad el Rey sigue firme en su intención de apartar a la Reina Letizia del núcleo duro de Palacio. El papel de la doña Letizia, sobre todo a raíz de su incidente con la Reina emérita Sofía en la Misa de Pascua, ha quedado relegado a lo meramente testimonial.

Las opiniones de la Reina, por duro que quede decirlo, no tienen peso alguno en la Casa Real a la hora de confeccionar la agenda de Zarzuela. Desde hace meses -en decisión adoptada entre el Rey Felipe VI y su padre Don Juan Carlos- se ha producido una desconexión de la antigua influencia de doña Letizia no ya sobre su esposo sino también sobre la hoja de ruta de la Casa, en la que participaba activamente.

En contraposición a este nuevo papel secundario de la Reina, ahora La Zarzuela ha devuelto influencia a la Infanta Elena. Después de meses de "oscuridad", apartada de los focos por el terremoto provocado por su hermana Cristina e Iñaki Urdangarin, la Casa Real ha decidido que ya es momento de devolver a Elena a la agenda institucional.

Ha sido restituida en sus funciones y vuelve a tener presencia y representación en asuntos relacionados con la Casa y Familia Real. Y esta decisión ha terminado de hundir a la Reina Letizia que literalmente no soporta a la Infanta Elena. El enfrentamiento con la mayor de las hermanas del Rey es incluso mayor que con Cristina de Borbón.

El desencuentro es tal que incluso, según aseguran a Periodista Digital desde el entorno de La Zarzuela, doña Letizia ha pedido no coincidir en acto alguno con la Infanta Elena, petición que ha sido rechazada de plano por la Casa Real. Las relaciones son pésimas y Letizia se encuentra hundida tras la "restitución" de Elena de Borbón, con la tendrá que coincidir en más de un acto institucional.

Además, según apuntan las mismas fuentes, la Reina Letizia se ha tomado la decisión de la Casa del Rey como algo personal y la situación es de una enorme tensión en La Zarzuela. Doña Letizia ve ahora fantasmas y siente que todos se han confabulado en su contra.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad