Reina Letizia

La reina Letizia se retoca cara, cuello y escote. El cirujano va a Zarzuela. Foto antes y después

stop

Los cambios de la esposa de Felipe VI durante el confinamiento

21 de mayo de 2020 (13:04 CET)

Dice el dicho que si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma. Y esa es la máxima que podría haber llevado a cabo la reina Letizia.

La esposa del rey Felipe VI es asidua al cirujano plástico. Los retoques en el quirófano son algo habitual en la consorte. Que se sepa, se operado nariz, pómulos o el mentón, entre otras partes del cuerpo. Además, se conoce que se somete a tratamientos de belleza que disimulan el paso del tiempo y de la edad.

Letizia se queda en Zarzuela

Algo que durante el Estado de Alarma decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez no ha podido hacer. Solo faltaría que se hubiera visto a la monarca seguir con su vida normal mientras el resto de la mayoría de españoles se pasan los días confinados en casa.

Sin embargo, apuntan algunas fuentes que sí podría haberse sometido a algún tratamiento estos días. Así lo insinúa la doctora Landi, de la Clínica Mira+Cueto, en unas declaraciones para Vanitatis. Y lo ha hecho basándose en dos fotografías: una de hace unos días y otra tomada este mismo miércoles.

Así lucía Letizia hace unos días:

Letizia antes confinamiento

Así semostró este miércoles 20 de mayo:

Letizia despues

Los cambios de la reina Letizia

Según la experta, “la rojez que presenta en la foto del 20 de mayo en cara, cuello y escote puede ser causada por diferentes factores”. “Puede que haya recurrido a algún tratamiento con láser para estimular el colágeno, también puede ser debido a un peeling suave, o que sea una alteración provocada por la edad. Casi todas las mujeres solemos presentar un adelgazamiento de la dermis con los años, lo que hace más visibles los vasos de la piel, dejando un aspecto de piel con rojeces", señala.

Pero la doctora no es la única que lanza sospechas. También otro experto, el doctor Leo Cerrud, experto en medicina estética. “La textura es un poco más cerúlea de lo normal y la tonalidad del cuello y del escote me hacen pensar en tratamientos ablativos o bioestimuladores para mejorar la calidad de la piel, como vitaminas, peelings de profundidad media o láseres ablativos fraccionados, por ejemplo", apunta.

Eso sí, concluye diciendo que "independientemente de todo, la esposa de Felipe VI sigue dándonos lecciones de estética llevada al límite con mucha maestría y no poco criterio".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad