Reina Letizia | EFE

La Reina Letizia o “Felipe, divórciate”: el video que desata el escándalo

stop

Las imágenes que marcan un antes y un después en la Casa Real

08 de septiembre de 2018 (12:45 CET)

Saltó la bomba en la Casa Real. Tras un verano más que movido en Zarzuela por el escándalo de las cintas de Corinna que han dejado al rey emérito Juan Carlos I en el punto de mira y que ha salpicado también al Rey Felipe, un nuevo follón se está cociendo a fuego lento en palacio.

Y es que apuntan diversos medios que la tensión entre Felipe y la Reina Letizia es cada vez mayor. Las continuas polémicas en las que se ve inmersa Ortiz no hacen más que poner a la Casa Real en el punto de mira, y teniendo en cuenta que la monarquía está pasando por un momento muy delicado en España, las voces en contra de la Reina no hacen más que crecer.

El lío en la Zarzuela

Tanto es así que parece ser que el Rey Felipe ha realizado hace poco una ronda de consultas al más alto nivel con la intención de saber la opinión de diferentes personalidades acerca de un hipotético divorcio con la Reina Letizia.

Y la respuesta ha sido, en la mayoría de casos, afirmativa. Una muestra más de lo que es un secreto a voces: Letizia no gusta. Y mucho menos tras sus últimas polémicas. Y es que, si hubo un día en el que Ortiz quedó señalada por todos aquellos amantes de la corona, fue en la ya histórico misa de Pascua.

El vídeo que desata el escándalo

Como podemos ver en las imágenes, la poca simpatía que tiene la Reina con su antecesora, la Reina Sofía, es más que evidente. Todo ocurrió muy rápido, pero las cámaras estaba allí para grabarlo.

Sofía quiso tener un recuerdo el momento y fotografiarse con sus nietas, pero Ortiz no estaba por la labor y se interpuso entre ellas y los fotógrafos. Unas imágenes que dieron la vuelta al mundo.

Pero no se quedó ahí la cosa. Momentos más tarde, Sofía besó a modo de despedida a la princesa Leonor en la frente y la Reina Letizia no tuvo ningún reparo a, pese a saber que las cámaras estaban delante, limpiar el beso de su suegra.

Un vídeo que puso la Casa Real patas arriba y que provocó que, entre muchos otros, y tal y como cuenta Pilar Eyre, el rey emérito le enviara un mensaje alto y claro a su hijo: “Felipe, divórciate”. Veremos cómo evoluciona esta historia, pero viendo que Felipe VI ya ha dado ciertos pasos en esa dirección, ya nadie se muestra sorprendido ante el panorama de un divorcio real.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad