Reina Letizia | EFE

La Reina Letizia monta otro show en el cole. Y los padres sacan la porquería (y apesta)

stop

La última salvajada de la esposa de Felipe VI

18 de octubre de 2018 (14:34 CET)

No es un secreto que la Reina Letizia se cuida como la que más. Y no, en esta ocasión el asunto no se refiere a las operaciones estéticas a las que se ha sometido para intentar esquivar la vejez, sino a la alimentación estrictamente sana que lleva a cabo la monarca.

Asimismo, también se conoce la sobreprotección de Letizia con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, a las que a veces controla demasiado. Sobre todo lo que se llevan a la boca, pues como apunta el portal Cotilleos.es, en una ocasión tuvo que esconderse durante una fiesta después de comerse una golosina.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la Reina Letizia y sus hijas, y la ministra Margarita Robles, a su llegada al desfile del 12-O, en Madrid. Foto: EFE/JJG

Sea como sea, Letizia ha trasladado esta sobreprotección en cuanto a la alimentación de sus hijas al colegio Santa María de los Rosa, donde estudian las pequeñas.

La Reina Letizia impone su ley

Tanto es así que, según afirma el portal digital, el menú del comedor lo habría diseñado la Reina, lo que ha desembocado en un follón bestial entre los padres del resto de alumnos.

Explica el medio que en el pasado Letizia ya intentó perpetrar cambios en el menú de la escuela, pero que entonces la directora le dejó muy claro que “los padres tienen prohibida la entrada en la cocina”.

Pero la directora se jubiló y la Reina volvió a la carga con el nuevo en el puesto, que según el portal, era muy cercano a la ex de Televisión Española. Este aceptó, y de la noche a la mañana los fritos, empanados, azúcares y harinas, que Letizia consideraba excesivos, fueron relegados al ostracismo por abundantes verduras, pescados y purés.

letizia anorexia

En este sentido, explica el medio que el huevo frito con patatas solo puede consumirse una vez al mes, mientras que la pasta solo aparece en el menú dos veces al mes. Asimismo, la carne roja tampoco entra en el ‘menú real’.

Una decisión que además hizo subir el precio del comedor del colegio, pues los nuevos alimentos deben ser de cultivo biológico.

Los padres estallan

Así las cosas, los padres de otros alumnos no han tardado en saltar. Tanto por la subida de precios como por el hecho de que Letizia dicte lo que deben consumir todos los alumnos.

“¿Pero quién es ella para decir a mis hijos lo que tienen que comer?” o “¿Qué se ha pensado?”, preguntan unos, mientras señalan su físico para cuestionar sus métodos. ”Ni que ella fuera el mejor ejemplo de alimentación, no hace falta más que verla", opina una madre.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad