La promesa que Ana Obregón le hizo a su hijo minutos antes de morir

stop

La presentadora y actriz tiene un pequeño motivo para sonreír y es por Álex Lequio

ana obregón y álex lequio

12 de junio de 2020 (12:59 CET)

Ana Obregón está pasando por el momento más duro de su vida. Hace poco más de un mes tuvo que despedirse de su único hijo. Álex Lequio perdía la batalla contra el cáncer. El corazón del joven se apagó a la temprana edad de 27 años con toda la vida por delante. La presentadora se quedada sola y huérfana. Para sobrellevar esta trágica pérdida se apoya en sus familiares, especialmente en sus hermanos, quiénes no se han separado de ella ni un solo momento. Los Obregón son una familia muy unida. La actriz no está bien y saben que necesita todo su apoyo. 

En estos 30 días solo se la vio salir en una ocasión para llevar flores a la tumba de su hijo Álex. Esta semana por primera vez se ha despejado acudiendo al cumpleaños de su madre en casa de sus padres. Una pequeña celebración donde se ha reunido toda la familia y han rendido un homenaje a Álex. Ana iba camuflada en uno de los coches y no permitió que se viese su rostro. 

La bióloga ha aprovechado las redes sociales para desahogarse y contar cómo se siente. Todos sus seguidores se han preocupado por sus mensajes desgarradores en los que pide con todas sus fuerzas reunirse con su pequeño. Y más ahora que también se ha tenido que despedir de su fiel amiga y compañera, Luna, la golden retriever de su hijo Álex. 

ana obregón se despide de álex lequio

Carta de Ana Obregón a Álex Lequio 

Mi querido Hijo, Se que nunca te ha gustado que hable de ti públicamente, perdóname , me lo pide el corazón y ahora que tengo un poquito de fuerzas tenía que agradecer los cientos de miles de mensajes de cariño y admiración hacia ti. 
Tus primeras palabras fueron : “yo solito” antes que papá y mamá. Y tú solito has querido vivir una vida discreta, sin protagonismos a pesar de tus padres famosos. 

Te has ganado a pulso el cariño de todos los que te conocieron ; primero en el colegio , luego en la Universidad con la beca que conseguiste para estudiar en Estados Unidos que culminaste en tu regreso a España creando una empresa de éxito con 24 años . 
Hasta que un día apareció la palabra “cáncer “en nuestras vidas. 

Has luchado valientemente dos años contra esa maldita enfermedad con una sonrisa, colaborando con fundaciones, ayudando y animando con tu sentido del humor a todos los que también la padecían . Te convertiste en su ejemplo . Demasiado noble, generoso , solidario, Único y grande para caber en este mundo. 

Mi guerrero de la eterna sonrisa a pesar de los dolores, meses de hospitalización, y sufrimiento. Para mí ha sido un honor estar a tu lado de la mano en esta batalla sin descanso , pero también viéndote sufrir sin una queja ha sido la lección de vida más cruel que una madre puede soportar. 

Tu viaje ha roto el corazón de toda España porque en vida has brillado TU SOLITO como decías de pequeño. Ahora brillas en la eternidad iluminándonos para siempre. Sé que desde ahí arriba quieres agradecer tantos miles de mensajes de amor y admiración inesperados para ti pero que te ayudarán a tu largo viaje. 

¿Que puedo decirte hijo? Que eras/eres mi vida y ahora ya no hay nada. Que perder un hijo es morir y tener la obligación de vivir. Y tú querías vivir, casarte algún día y tener 5 hijos. Muchas noches en el hospital pedimos juntos a Dios que te curara y no nos hizo ni caso. 
Ahora solamente le pido que pueda volver a abrazarte muy pronto porque te echo insoportablemente de menos. Mi Aless, ha sido y es un verdadero privilegio ser tu madre. Te quiero desde siempre y para siempre. Eternamente. Mamá. 

Tres semanas después cerraba los ojos Luna, la perrita de Álex. Otro gran vacío en la vida de Ana. La golden retiever estaba muy mayor. El pasado mes de diciembre cumplió 16 años. Ya no podía con su cuerpo, pero aguantó hasta poderse despedir de los suyos, sin embargo no pudo hacerlo de su dueño. Éste ya no volvió y Ana lo lamenta. Tal y como cuenta la actriz, Luna murió de pena. 

Álex Lequio con Luna Carta de Ana a su fiel compañera, Luna 

"Cuando tenías 13 años me regalaste por mi cumple una foto en la que escribiste: Luna , Aless y mamá . Éramos una familia llena de amor. Siempre juntos los tres. Lunita te espero varios meses a que volvieras a casa pero nunca lo hiciste. Se que se ha ido de pena , para poder estar contigo . Se que ahora estaréis juntos corriendo a través de la eternidad. Pido cada noche que muy pronto pueda estar con vosotros y volver a ser la familia que éramos para siempre. No se como decirlo. Aqui abajo me siento huérfana de hijo y de mi mejor amiga. Os echo infinitamente de menos"

Ahora mismo a Ana no le queda nada en la vida. Se ha quedado completamente sola. O por lo menos así lo ve ahora ella. Sin embargo debe sacar fuerzas para cumplir con su mayor proyecto y la promesa a Álex. El empresario ha luchado contra el cáncer con un gran optimismo y siempre con una sonrisa por montera. Ha sido todo un ejemplo en el que mirarse y por este motivo Ana no quiere que sea olvidado. 

Ana Obregón, apoyada en todo momento por el padre de la criatura y expareja, Alessandro Lequio, creará la Fundación Álex Lequio para ayudar a todas las personas con cáncer y aquellas familias con algún miembro que sufre la enfermedad. Además de ayudar en la investigación de esta temida enfermedad. Álex siempre ha sido sinónimo de entrega y solidaridad y en esta fundación se verá reflejado. Seguro que la presentadora encontrará socios e inversores para tan bonito proyecto y que su promesa se pueda cumplir. Este proyecto es lo único que mantiene con vida a Ana Obregón. 

La presentadora pudo despedirse de su hijo, aunque no como le hubiese gustado. Lo tuvo que hacer en la habitación fría de un hospital. Sin embargo pudo decirle todo lo que le amaba, darle el último beso y abrazo.  

 

 

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad