La princesa Leonor tiene este problema en casa (y cada vez es más grande)

stop

La hija mayor de los Reyes de España celebra el día de la madre en Zarzuela

La princesa Leonor y la infanta Sofía | EFE

03 de mayo de 2020 (11:21 CET)

Este domingo 3 de mayo, como siempre el primer domingo de cada mes, se celebra el Día de la madre, en esta ocasión más atípico que nunca. Ni pasteles ni flores ni visitas a las casas de los familiares. Esto último no podrá hacerse hasta el próximo lunes 11 de mayo. Muchos hijos viven separados de sus padres en estos momentos y solo les queda una videollamada. Por suerte, Doña Letizia puede disfrutar de este día tan especial al lado de su dos hijas, ya que se encuentran confinadas en la misma casa. 

A partir de este día donde las madres son las auténticas protagonistas se vuelve a hablar del papel de madre de Doña Letizia. La reina ha dejado claro que sus dos hijas son lo más importante en su vida. Es una auténtica madraza y se desvive en todo momento por sus hijas. Sin embargo, ha sido muy criticada por querer defender la infancia de las niñas al máximo. 

Jaime Peñafiel asegura que "Letizia es una madre excesiva, controladora y no digo manipuladora porque es una palabra muy peyorativa. Considero que hay que dejar a esas niñas que crezcan como niñas, que es lo que son. Cuando se habla de Leonor como futura reina, digo que ya veremos qué ocurre en un futuro. A la prensa cortesana de España se le cae la baba con las niñas, pero tienen que educarlas para ser naturales, como lo son las herederas de las demás monarquías europeas".

reina letizia y leonor

"En la lectura del 'Quijote' se vio la mano de su madre. Estaba todo muy forzado. Estoy seguro de que lo ensayaron veinte veces, y no pasa nada por dejar que se equivoquen, que hubiera sido lo natural. Estaba todo forzado. No dudo que sea buena madre, por supuesto. Lo que sí creo es que ella quiere ser reina madre en un futuro, que es un papel muy importante dentro de una monarquía. Que lo logre o no ya lo veremos porque falta mucho tiempo para eso, Felipe es muy joven todavía y los tiempos evolucionan".

El periodista continúa explicando que "la reina Sofía educó a Felipe de una manera muy distinta. La situación era totalmente diferente. ¿Por qué tiene que aparecer Leonor todo el rato con su hermana como si fuera su sombra? Felipe aparecía completamente solo. Es como para intentar evitar que haya celos entre las hermanas, pero insisto en que debe haber más naturalidad. Las han convertido en unas niñas muy cursis".

"Yo veo una relación de protección total. Sobre todo con la infanta Sofía. No quiere que se sienta discriminada ni la segundona de la película. Siempre está pendiente de ella", cuenta el fotógrafo Jose Gegundez. "La relación de Felipe y Leonor es muy especial, la Princesa siente admiración por su padre y lo reflejan las fotos. Pero Sofía está como en un segundo plano, ya que no es la heredera, pero siempre se siente superprotegida por su madre, que está atenta en todo momento para que no se quede atrás". 

Por su parte, Cristian Salomoni, experto en comunicación no verbal a través de unos vídeos analiza que "La comunicación es esencial para el desarrollo emocional de nuestros hijos, y la no verbal cobra una importancia fundamental más allá del contenido de lo que se dice. Esto lo vemos en Letizia, que en todo momento esté preocupada por el cuidado de sus hijas de esta manera. Sus miradas son una señal de que Letizia está siempre pendiente de sus hijas y de cómo se encuentran. Son miradas de preocupación, íntimas, sostenidas y atentas. Esto le ha permitido no solo saber cómo están en todo momento, sino también prestarles atención cuando la llaman porque quieren preguntarle o enseñarle algo emocionante para ellas".

Salomani destaca que "Letizia se pone a la altura de sus hijas. Si hablas desde arriba no conectarás de igual forma con tus hijos, es una manera que muchos padres tendrían que aprender para conectar más con ellos. Sus gestos son continuamente de cariño y de afecto, muchos para recordar cómo tienen que actuar las niñas de acuerdo con el protocolo de los actos públicos, gestos siempre con actitud positiva como ese guiño de complicidad o una sonrisa de afecto. También encontramos contacto: las caricias, los besos, abrazos. Cuando existen, son una muestra de amor que no tiene comparación".

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad