Princesa Leonor | EFE

La princesa Leonor ¡pone el cole patas arriba! Ordena esto ¡y todos obedecen!

stop

Nuevo lío en la escuela de la hija de la Reina Letizia y el Rey Felipe VI

26 de febrero de 2020 (13:53 CET)

Llueve sobre mojado con la Reina Letizia. La monarca ha vuelto a liarla en el colegio de sus hijas.

El Colegio Santa María de los Rosales, donde estudian las princesa Leonor y la infanta Sofía, acaba de unirse a la iniciativa Residuo Cero. Se trata de una campaña en favor del medioambiente que busca concienciar a los jóvenes y a sus padres de las necesidades del planeta.

Princesa Leonor | EFE

La nueva iniciativa ecológica

Esta iniciativa consiste en llevar almuerzos y meriendas al colegio que no generen ningún tipo de residuo contaminante. Entre las medidas a seguir consta la de llevar la bebida en una cantimplora en lugar de usar botellas de agua, o del uso de fiambreras para guardar bocadillos, pastelitos o galletas, en lugar de envolverlos en envases de un solo uso como plástico o papel de aluminio.

Esta campaña empezó el pasado mes de septiembre y acaba de instaurarse en la escuela de las jóvenes monarcas. Una decisión que, según sospechan algunos padres de alumnos del centro, la Reina Letizia habría tenido algo que ver.  Consideran que la ex de Televisión Española habría presionado para que se lleve a cabo la campaña. Parece que la esposa de Felipe VI quiere que el lugar donde estudian sus hijas sea ejemplo en todo lo posible.

Letizia, reincidente

En este sentido, no hay que olvidar que hace un tiempo Letizia también la lio en el colegio con el menú del comedor. La monarca habría presionado al director de la escuela, que confirman que es cercano a la Reina, para diseñar un nuevo menú, pues no estaba de acuerdo con lo que el centro les servía a sus hijas.

La Reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía | EFE

Así, de la noche a la mañana, mañana los fritos, empanados, azúcares y harinas, que Letizia consideraba excesivos, fueron relegados al ostracismo por abundantes verduras, pescados y purés. Además, este nuevo menú solo permitía la ingesta de un huevo frito al mes. Y también limitó la pasta a dos ocasiones. Mientras que la carne roja desapareció por completo.

Una decisión que, además, hizo subir el precio del comedor del colegio, pues los nuevos alimentos deben ser de cultivo biológico.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad