La princesa Leonor y la infanta Sofía

La princesa Leonor levanta las peores sospechas de la iglesia católica. Lo más VIP del clero se lleva las manos la cabeza

stop

La hija de Felipe y Letizia está en el punto de mira

26 de julio de 2020 (11:05 CET)

La princesa Leonor sabe muy bien que, con el tiempo, el foco estará cada vez más fijado en ella. De hecho, cada vez que aparece en público centra buena parte de las miradas. Entre otras cosas porque, a diferencia de lo que ocurre en otras casas reales europeas, la princesa y su hermana no es que aparezcan mucho en público.

Es por eso que, cuando acuden a un acto, todas las miradas se centran en ella. Al fin y al cabo, y a no ser que la situación cambie de forma radical en nuestro país, Leonor va a ser la futura reina de España.

Eso sí, no será una reina que tendrá en la iglesia católica una de las instituciones más ligadas a su reinado. Y es que, como apuntan muchos desde el entorno de la Casa Real, las sospechas ya están más que confirmadas: Leonor no es precisamente muy religiosa.

Leonor, Sofía y Letizia. EFE

El clero de lleva las manos a la cabeza

Como tampoco lo es su madre. Han sido varias las veces que Letizia ha protagonizado algún que otro momento incómodo al entrar o salir de alguna iglesia o catedral. Sin ir más lejos, recientemente ha protagonizado uno en Santiago de Compostela.

El caso es que no son pocos los que, pese a reconocer que España es un estado aconfesional tal y como establece la Constitución, se lamentan de que Letizia está educando a sus hijas en lejos de la religión. Algo que, desde luego, provoca que buena parte del clero de nuestro país se lleve las manos a la cabeza.

Jaime Peñafiel ha sido muy directo en este sentido en más de una ocasión: “Dicen que mamá está educando a la nena a su imagen y semejanza, lejos de cualquier sentimiento religioso. En los saludos al obispo en la catedral de Palma ya se vio. Por ello, ha preferido que disfrute de las vacaciones lejos del fervor de la Semana Santa y sus procesiones”, apuntó en su día el periodista.

Veremos si, con el paso del tiempo, Leonor sigue los pasos de su padre, más religioso que su madre, o los de Letizia, que no es que sea precisamente muy devota.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad