María Patiño

La primera foto de María Patiño en bikini desata la locura por como tiene el ombligo

stop

La presentadora de Telecinco y la imagen que arrasa en sus redes sociales

03 de junio de 2020 (13:22 CET)

Cada vez que María Patiño sube una foto a su cuenta de Instagram el debate entre sus detractores y sus seguidores se enciende al momento. Y es que, como bien saben en Telecinco, María no es precisamente una celebrity que pase desapercibida o que tenga un perfil bajo. Todo lo contrario.

Con una personalidad que hace que nunca se muerda la lengua y que muchas veces se enfrente cara a cara con muchos de sus compañeros o con colaboradores o invitados con los que coincide en los platós, María siempre deja huella.

También en las redes sociales, donde la polarización entre sus haters y sus fans es quizás mayor que en otras estrellas de la televisión. Y eso se nota sobre todo en fotos ‘arriesgadas’.

La foto de María Patiño

Fotos como la que ha subido a sus stories de Instagram en la que la vemos entrando en la piscina. Es su particular manera de estrenar sus habituales posados en bikini en sus redes sociales.

Posados que, de una manera u otra, siempre acaban dando de qué hablar. En muchos casos es la propia figura de María la que provoca diversos comentarios en las redes. Hay quien la acusa a María de estar “demasiado operada”, de tener una “figura muy rara y poco compensada” o, directamente, de tener un “cuerpo muy feo”.

María Patiño

Pero ojo porque el lío en este caso ha llegado por su ombligo. Y es que sus haters han vuelto a hacer un ejercicio de imaginación al alcance de muy pocos y, pese a que apenas se aprecia en la imagen, han logrado que el debate gire en torno a esta parte tan específica de su anatomía.

Madre mía pero qué ombligo más pequeño…esta es capaz de habérselo operado también”, “¿Y ese ombligo María?” o “¡Si es que se ha retocado hasta el ombligo! Esta mujer está perdiendo el norte” son algunos de los comentarios en este sentido. Comentarios que han sido rápidamente reprobados por su fans que, cómo no, han dejado muy claro que su ombligo es “normal y corriente”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad