La pelea de Tamara Falcó –“Si las dejan se matan”- que Isabel Preysler ha intentado tapar haciendo llamadas

stop

La empresaria y diseñadora no cuenta esto relacionado con su padre, Carlos Falcó

tamara falcó

08 de junio de 2020 (16:14 CET)

Tras el fallecimiento de Carlos Falcó, Tamara Falcó se ha convertido en la nueva marquesa de Griñón, un título que tal vez esperaba obtener Esther Doña, la viuda del empresario. A ésta última no le ha quedado nada. Todo ha ido a parar a sus hijos. Por el momento la joven se encuentra afincada en el palacio El Rincón, donde vivía con Carlos Falcó, y no piensa moverse de ahí. Aquí vivieron desde el principio de su relación y se casaron en 2017. Ambos se encontraban pasando la cuarentena en el castillo. 

Ambos se conocieron en una cata de vinos en Málaga. No pudieron conocerse mucho más porque al día siguiente Carlos Falcó debía emprender un viaje de negocios. Se dieron los números de teléfono y hablaron por Whatsapp y correo electrónico. Este verano Esther Doña se trasladará a Málaga, donde reside toda su familia. La pareja alquiló un piso en el barrio de Chamberí. Al llegar a la fase 0 se acercó hasta el piso para ver como estaba todo. En ese lugar pasarían los días de diario para estar más cerca de la ciudad, el fin de semana irían al palacio. 

esther doña y carlos falcó

Esther Doña se encuentra completamente sola. Ha visto a alguna amiga en Madrid pero poco más. Su familia no puede trasladarse en estos momentos tan difíciles hasta que estén permitidos los desplazamientos entre provincias. Por el momento mantiene contacto a través de mensajes y llamadas con los dos hijos mayores de Carlos, que han sido los encargados de redactar el testamento de su padre. Con Tamara Falcó no tiene ningún tipo de contacto. Al parecer varios rumores no comprobados dicen que la hija de Isabel Preysler y Esther Doña no se llevan nada bien. "Si las dejan se matan", dicen en redes. Hay que tener en cuenta que Tamara era la preferida de su padre, su ojito derecho. Y tal vez Tamara estaba celosa. 

Los otros hijos tienen una relación correcta, dentro de los límites de la educación. Nada más. Ciertos rumores apuntaban a que la querían echar de El Rincón, sin embargo no es cierto. “Ella sigue allí, aunque habrá cambios porque el mantenimiento de la casa es altísimo y no tiene mucho sentido que Esther se recluya allí”.

Cuando finalicen las fases Esther Doña tendrá que tomar una decisión. Lo más probable es que se marche a uno de los inmuebles que tienen en Majadahonda, aunque por el momento pasará una temporada en Málaga. Poco le une o nada a la capital madrileña. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad