La nueva Ana Obregón de la familia: físico idéntico, jet privado y vida sin freno

La presentadora y actriz se siente muy arropada por ella en estos momentos tan difíciles

Fotografía: La nueva Ana Obregón de la familia: físico idéntico, jet privado y vida sin freno
Fotografía: La nueva Ana Obregón de la familia: físico idéntico, jet privado y vida sin freno

Ana Obregón lo está pasando realmente mal tras la pérdida de su único hijo a causa de una larga enfermedad a los 27 años de edad. La presentadora no es la única que está sufriendo mucho y que así lo ha dejado patente en sus redes sociales. También Celia, una de las primas de Álex Lequio, con quién más conexión tenían. Se consideraban como hermanos. Se ha quedado sin el pilar más importante de su vida. 

Primos, hermanos, amigos y almas gemelas. Se entendían con solo mirarse. Estaban muy unidos y pasaban mucho tiempo juntos. Compartían momentos, cenas, fiestas y viajes. Tras el fallecimiento de Álex, Celia Vega-Penichet Obregón se ha convertido en una nueva estrella del papel couché. La joven es hija de la hermana de Ana Obregón, casada con Ignacio Vega-Penichet. En sus redes sociales el número de seguidores ha ido en aumento y son muchos los que ya la categorizan como influencer. Se les ha ganado por su belleza, bondad, sencillez y bonitos sentimientos hacia Álex. Hay que destacar que Celia es muy parecida a Ana cuando ésta tenía su edad. Tienen los rasgos muy similares. 

Por el momento Celia no quiere formar parte de los medios de comunicación, continúa con su discreta vida, pero ostentosa y lujosa. En sus últimas publicaciones compartía momentos de sus vacaciones y se pudo ver que hacía uso de un jet privado. La familia de Ana Obregón y el padre de la joven cuentan con un gran patrimonio valorado en millones de euros. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

It’s been a long year. Some things I thought would never change are no longer there or completely different; Some people I thought would stay for ever, are gone now. Some other things came to play, which are fun and challenging; I’ve been lucky enough to have crossed paths with people I now want in my life 24/7. And I am so grateful they want me around too (I hope). I guess attitude, resilience, courage and inner growth could very well define my 2019. Plus “hard work”. Ye, don’t forget about the hard work – Not only professionally speaking, tho, but mostly, mentally. But it’s been a great year. I am so grateful for the wonderful people I have in my life and for being able to watch them grow and achieve all their goals and dreams, it’s empowering. So I’m pretty sure I will fall, break and fail during 2020, but I’m 100% sure I will rise, heal and overcome anything with a smile. 2020 I’m so ready for you. Siempre más y mejor.

Una publicación compartida de Celia Vega-Penichet (@thegocvp) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

My happy place ♥️

Una publicación compartida de Celia Vega-Penichet (@thegocvp) el

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Missing the Boss. Hopefully we will see each other again soon

Una publicación compartida de Celia Vega-Penichet (@thegocvp) el

Cada paso que da la joven genera una gran expectación. En su corazón sigue habiendo un vacío enorme. Celia intenta seguir con su vida y sus planes, pero ya no es lo mismo, le falta una persona muy especial que brillará con ella hasta la eternidad, como reflejó en uno de sus últimos textos. 

Hace unos días confesaba que necesitaba hacer un “alto” en su camino porque a día de hoy su vida estaba cargada de “altos y bajos” y ahora le había llegado un bajo. Celia cuenta con el apoyo de su pareja, Julio Jiménez-Blanco, una pieza fundamental en su vida. No se han separado ni un solo momento desde que ocurrió la trágica noticia. Celia le dedicó unas bonitas palabras de agradecimiento a su pareja. »Quiero agradecerte por estar siempre ahí para mí. Hay días en que el sol se niega a brillar y tu apoyo me da la fuerza que necesito para seguir adelante’’.