Juan Carlos I | EFE

La noche de Juan Carlos I en Marbella que no se cuenta por vergüenza

stop

El padre del Rey Felipe sigue dando de qué hablar

24 de marzo de 2020 (12:13 CET)

Es más que evidente que Juan Carlos I está en el punto de mira. Por mucho que el coronavirus y el drama que está provocando en nuestro país provoque que en los medios no se hable de otra cosa, no son pocos los que siguen mostrándose más que indignados al saber las conclusiones a las que está llegando la investigación iniciada por la fiscalía suiza.

Una investigación que ha revelado que, presuntamente el emérito cobró una comisión de 100 millones de euros proveniente de Arabia Saudí a través de un testaferro. Un lío económica y mediático que ha provocado que muchos, ahora, carguen contra el Borbón.

Juan Carlos I | EFE

Incluso su hijo, el vigente rey Felipe que, en una decisión sin precedentes y que dejó a muchos con l a boca abierta, anunció hace unos días que renunciaba a la herencia de su padre y que, además, optaba por quitarle su asignación económica.

Las noches en Marbella

Sin embargo, durante muchos años, todos los que ahora están criticando al emérito le reían las gracias y, sobretodo, loaban su capacidad de influir y de vender la marca España. Fue precisamente en los años tras la dictadura, ya con Juan Carlos I como Jefe del Estado, cuando Marbella se convirtió en uno de los puntos neurálgicos de las relaciones sociales del monarca.

Era allí donde venían a veranera muchos de los jeques saudíes más adinerados. Unos jeques con los que el ahora emérito cuajó una mas que buena amistad. Una amistad y unas noches locas en Marbella que no pasaron desparecidas para la prensa extranjera. “Expulsados ​​hace cinco siglos por cristianos cruzados, los árabes están de vuelta en España, utilizando sus dólares petroleros para comprar tierras que fueron confiscadas a sus antepasados ​​por la espada”, apuntaban en el New York Times en 1981.

Y uno de los principales protagonistas fue el Rey Fahd de Arabia Saudí, con quien Juan Carlos fraguó buenos lazos. “En 1977, el rey Juan Carlos fortaleció los lazos de España con Arabia Saudí en una visita de estado allí, y regularmente viene a Marbella para ver al Príncipe Fahd cuando está aquí”, apuntaba también el citado medio. Una amistad que, ahora, años después, muchos ven con otros ojos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad