La mujer en la sombra de Felipe VI a la que la reina Letizia no puede ni ver

stop

El lío que pone La Zarzuela patas arriba

La Reina Letizia y el Rey Felipe VI. Foto: EFE

30 de abril de 2020 (11:57 CET)

La reina Letizia siempre se ha caracterizado por ser una mujer de extremos. Y más en cuanto a sus relaciones familiares se refiere. No es ningún secreto que la mujer de Felipe VI tiene una muy mala relación con su familia política.

Los motivos son muchos, pero los que están a favor de Letizia en este sentido apuntan que la en otros tiempos periodista nunca ha perdonado a sus suegros y a sus cuñadas toda la presión que recibió Felipe en el inicio de su relación para que se alejara de ella.

Los Borbones nunca vieron en Ortiz a una mujer digna de ser la futura reina de España, e hicieron lo posible (siempre de puertas hacia dentro) para que el entonces príncipe no siguiera adelante con su relación.

Felipe VI y Letizia | EFE

La mujer en la sombra

Por otro lado, tampoco es que sea un secreto de estado los diferentes enfrentamientos que han tenido Letizia con su suegro y sus cuñadas en privado así como con su suegra en público. Las imágenes de la salida de la misa de Pascua en Palma de Mallorca de hace unos años siguen muy presentes para muchos.

Es por eso que, todo lo que provenga de la familia o del entorno de Felipe, no es que sea precisamente muy del agrado de Letizia. Es por eso que, cuentan, a la reina no le gusta nada la relación que tiene su marido con su prima Simoneta Gómez-Azebo, hija de la fallecida infanta Pilar.

Si bien es cierto que Simoneta nunca ha tenido un mal gesto con Letizia, parece ser que, como bien sabe Ortiz, tampoco es que haya hecho nada para mejorar la imagen de la mujer de su primo en su familia.

Además, teniendo en cuenta los precedentes, Letizia sabe muy bien que es muy probable que en más de una ocasión su nombre no haya sido precisamente motivo de buenas palabras en las conversaciones con su primo Felipe. De ahí que no sean pocos los que aseguren que Letizia no la puede ni ver.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad