La mujer a punto de divorciarse con la que Juan Carlos I se exiliará fuera de España

stop

El padre de Felipe VI y su futuro lejos de nuestras fronteras

Juan Carlos I

20 de junio de 2020 (10:52 CET)

Cada día que pasa el lio con Juan Carlos I es cada vez más gordo. Lo que hace algunos meses empezó como una investigación por unas cuentas opacas del emérito ha acabado en la Fiscalía del Tribunal Supremo.

El rey Felipe VI sabe que tiene un grave problema entre manos y que, a diferencia de lo que ocurría hace años, cuando la gran mayoría de medios ‘protegían’ a su padre, ahora la imagen pública de Juan Carlos I está cayendo en picado.

Pero lo pero para la Casa Real es que parece que el tema va para largo. Es por eso que, teniendo en cuenta que la imagen de la institución es lo que más preocupa a Felipe, el rey ya le ha hecho saber a su padre que no quiere saber nada de él. De hecho, los costes de sus abogados no los pagará precisamente la Casa Real.

Don Juan Carlos I y Felipe VI

El exilio de Juan Carlos I

Es por eso que, asumiendo que el lío no se acabará en unos meses, ya hay quien apunta que es muy probable que el emérito haga las maletas y se marche de España. La opción de mudarse a Sanxenxo (Galicia) está encima de la mesa, pero el emérito sabe que, cuanto más lejos esté de nuestra fronteras, más tranquilo vivirá a la espera de la investigación.

Es por eso que son varios los medios que apuntan que una posibilidad también es la de marcharse a la República Dominicana. Sin embargo, una nueva opción ha surgido en los últimos días. Y esa no es otra que la de Suiza.

Es allí donde vive su hija Cristina y donde ya hay quien apunta que podría exiliarse. Una Cristina que, por otro lado, muchos consideran que tendría en mente divorciarse de Iñaki Urdangarin. Y es que, pese a que a su marido le falta poco para salir de la cárcel de Brieva (Ávila), Cristina se ha mudado y se ha comprado una casa nueva en Ginebra.

Teniendo en cuenta que será muy difícil que Suiza permita a Urdangarin volver a residir en Ginebra al tener antecedentes penales, para mucho no es más que una señal obvia de que el matrimonio no es que vaya por buen camino.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad