María Patiño sorpresa

“La mató la ballena azul” El juego suicida (“¡María Patiño, ayúdanos!”) que aterroriza a España

stop

La colaboradora y presentadora de Telecinco alza la voz ante esta problemática

13 de septiembre de 2019 (17:47 CET)

Las redes sociales y los aparatos electrónicos, una combinación explosiva. Los jóvenes ya no saben sobrevivir sin un teléfono inteligente en sus manos. Y a veces los no tan jóvenes tampoco. Pero son este primer grupo los más fáciles de persuadir. Todo el mundo quiere estar a la última y hacer el reto de moda por muy complicado que sea. Lo importante es conseguir el mayor número de visitas posibles y por consiguiente de seguidores. Hay que ser el más popular de las redes. ¿A cualquier precio? Son muchos los rostros famosos que han alzado su voz para acabar con algunas practicas peligrosas. Incluso muchas personas le piden ayuda a rostros con muchos seguidores en la red o una gran influencia en televisión como puede ser María Patiño. La colaboradora de Sálvame también tiene un hijo joven que acaba de cumplir la mayoría de edad. A pesar de eso vigila mucho el uso que le da a las redes sociales.

Vuelve a salir a la luz el terrorífico juego que se popularizó en 2018. La famosa ballena azul. Ese mismo año una niña falleció a causa de ese mismo reto y se convirtió en la primera víctima mortal en España. Desde Argentina un chico de tan solo 17 años era el encargado de dar las órdenes que los demás seguían. Solo resistía el que llegaba al final del juego. Las primeras órdenes eran sencillas, como por ejemplo pellizcarse o darse una bofetada, pero a medida que avanzaba el juego las acciones eran más peligrosas y dañinas. Ya no podías escapar. Te tenía atrapado en sus garras. El juego consistía en lesionarse uno mismo hasta acabar con su muerte. 

50 pasos. El último es el suicidio. La joven guipuzcoana fue invitada a participar en este macabro desafío y su primera prueba fue "realizarse un corte con un cuchillo en la mano escribiendo F57". Una vez que pasaba cada prueba con éxito le enviaba una fotografía al mentor para verificar que la prueba había sido realizada con éxito. 

Antes de suicidarse, las víctimas deben superar otras pruebas como "ver películas de terror, andar por los tejados, andar por las vías del tren y hacerse cortes en el cuerpo todos los días". Una vez que inicias el reto ya no puedes abandonar. Además el mentor te obliga a no comunicarle nada a tus padres, tutores o profesores. 

La Policía vasca indicó que "la peligrosidad del reto consiste fundamentalmente en el perfil de las víctimas" ya que son "adolescentes en pleno proceso de conformación de su personalidad y altamente influenciables". Fuentes de la investigación confirman que "la mató la ballena azul". 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad