Reina Letizia | EFE

La locura (y gorda) que hace Letizia en la cuarentena (y que tiene a Zarzuela así)

stop

El confinamiento en la Casa Real es un infierno

21 de marzo de 2020 (10:52 CET)

La propagación del coronavirus o COVID-19, como su nombre científico indica, aumenta a medida que pasan los días. Los casos se acumulan en todo el mundo y España está siendo uno de los países afectados de Europa. Nuestro país sigue inevitablemente los pasos de Italia. Y no parece que la cosa vaya a cesar en los próximos días.

Un problema que no pasa desapercibido a los más poderosos. Y tampoco en la Casa Real. A la justicia quizás no. En esto son inmunes. Pero al coronavirus no escapa ni Dios. Y en Zarzuela tienen pánico a que el coronavirus pueda hacer acto de presencia en Palacio.

Medidas anti coronavirus

Desde que se empezó a propagar la pandemia se han tomado ciertas medidas en el domicilio Real. De entrada, se cancelaron todos los compromisos institucionales de la monarquía para estas semanas.

Por otro lado, se instaló en la puerta de Zarzuela una mesita con líquidos desinfectantes y una guía de como usarlos para prevenir el contagio. Y todo el que entra en Palacio está obligado a pasar por ahí. Guardaespaldas, personal de cocina o de limpieza deben hacer parada técnica en el punto de desinfección.

Resultado de imagen de casa real desinfeccion diariogol

Las locuras de Letizia

Y por si con ello no hubiera suficiente, hay órdenes de que este personal ajeno a la familia mantenga siempre la distancia de seguridad de un metro, mientras que estos deben tomarse la temperatura antes y después de empezar a trabajar.

Aunque las obsesiones no terminan aquí. Cuentan que la Reina Letizia no puede realizar sus sesiones de ejercicio con normalidad. Un problema para la monarca, de la que se conoce que vive obsesionada por su físico. Una falta de rutinas deportivas que sustituye con largas e interminables sesiones en la sauna. Un panorama que, sumado a los escándalos del abuelo Juan Carlos I, está convirtiendo en un infierno la convivencia en la Casa Real.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad