La llamada de Jesulín de Ubrique para destruir a Belén Esteban en Telecinco

stop

El marido de María José Campanario pide esto a su mujer para acabar con ella

Jesulín de Ubrique contesta a un reportero en rueda de prensa

13 de junio de 2020 (10:40 CET)

Belén Esteban se encuentra confinada en su casa de Paracuellos del Jarama. No obstante poco a poco va recuperando su vida. La colaboradora ha vuelto a compartir techo con Miguel Marcos, su marido, tras decidir por ambas partes separarse temporalmente para garantizar la salud de ella. La princesa del pueblo es diabética y por tanto tiene más posibilidades de enfermar de la Covid-19. 

La madre de Andrea Janeiro no volverá a Sálvame hasta que el médico se lo permita. Sin embargo parece que ese momento está cada vez más cerca. En la última cena, nuevo programa de Sálvame donde los tertulianos cocinan o lo intentan, ella prueba los platos desde casa. En esta última ocasión dijo que pronto le tocaría a ella. 

Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez

Estos últimos meses Belén Esteban se ha dedicado únicamente a cocinar. El programa le adjudicó una sección de cocina donde preparaba en directo suculentas y sencillas recetas, algunas con más éxito que otras. 

A Sálvame le gusta la Belén Esteban de antes. Sin embargo parece que esa no va a volver. La de Paracuellos se hizo famosa y recorrió todos los platós de televisión hablando de su ruptura con Jesulín de Ubrique y la hija que ambos tienen en común. Este show le ha durado un total de 20 años, pero cuando Andrea Janeiro cumplió la mayoría de edad le dijo a su madre basta. 

Andrea Janeiro le hizo prometer a sus padres que nunca hablarían el uno del otro y lo están cumpliendo a rajatabla. Sálvame sacó a relucir pasados oscuros de los colaboradores y a Belén Esteban le tocó uno del entorno de Jesulín. Carmen Bazán, la abuela de Andrea, despotricaba de ella en unos audios. Tras escucharlos, Belén Esteban atizó duramente a la madre del torero. 

Ni Carmen Bazán, ni Jesulín de Ubrique, ni María José Campanario reaccionaron a la provocación. No van a hablar. Es un pacto al que han llegado para no dar rienda suelta a Belén Esteban. Saben que de esta forma la colaboradora ya no interesa tanto como antes. Es la única forma de acabar con ella. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad