La infanta Elena “llorando y rota”. Última hora devastadora. “No puede más”

stop

La hermana del Rey Felipe y el lío en La Zarzuela

La infanta Elena acude a la capilla ardiente de la infanta Pilar

20 de enero de 2020 (14:00 CET)

Mucho se está hablando en las últimas horas de la infanta Elena. Y no precisamente por algo que llene de orgullo y satisfacción a la hermana del Rey Felipe. Todo lo contrario. De hecho, como apuntan algunos desde su entorno, “no puede más”.

Y el motivo no es otro que el de cualquier madre: su hijo. No es que sea ningún secreto que Felipe Juan Froilán de Marichalar se ha convertido en los últimos tiempos en el principal quebradero de cabeza de la infanta.

Froilan

Es más, a diferencia del resto de sus primos (a excepción de Leonor y Sofía), Froilán siempre acaba apareciendo en los medios de comunicación por alguna que otra polémica. Y eso, cómo no, tiene a su madre, como apuntan algunos, “llorando y rota”.

El lío de la infanta Elena

El caso es que, cuando parecía que una de las peores épocas de Frolian ya había quedado atrás (el hijo de la infanta pasó por un tiempo en el que era protagonista por sus malas notas, sus enfrentamientos en las puertas de las discotecas, etc.), ahora el sobrino del Rey Felipe y de la Reina Letizia ha vuelto a ser motivo de críticas en las redes y de polémica en los medios.

Parece ser que, como ya ha ocurrido en otras ocasiones y tal y como apuntan en Jaleos, Froilán trató de muy malas maneras a los paparazzi que estaban esperando para hacer una foto en la salida de un conocido restaurante en Madrid.

infanta Elena

Cuentan en el citado medio que tanto las formas del cuatro en la línea de sucesión como de su novia, Mar Torres, no fueron precisamente las mejores. Y eso, que ya ha llegado a oídos de su madre y de sus tíos, está provocando ciertos líos internos.

Y es que es Letizia la que está presionando a su marido, el Rey Felipe, para que este a su vez presione a su hermana, la infanta Elena, para que dé un nuevo toque de atención a su hijo. Al fin y al cabo, es la imagen de la monarquía la que está en juego y eso, como bien saben en La Zarzuela, es algo que importa, y mucho, a los reyes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad