La infanta Cristina revienta contra España. Almuerzo con su padre, su madre y la infanta Elena y suelta esto

La hermana de Felipe VI y el enésimo lío en La Zarzuela

Fotografía: La infanta Cristina revienta contra España. Almuerzo con su padre, su madre y la infanta Elena y suelta esto
Fotografía: La infanta Cristina revienta contra España. Almuerzo con su padre, su madre y la infanta Elena y suelta esto

Desde hace ya muchos años, en la monarquía española existen dos bandos: Felipe y Letizia por un lado y el resto de la familia por otro. Una división que se ha hecho aun más profunda en los últimos meses.

Y es que todos los líos que está generando Juan Carlos I y sus presuntos delitos no están haciendo otra cosa que dividir aún más a la familia. Letizia hace ya muchos años que decidió no querer saber nada de los Borbones. Entre otras cosas porque fueron éstos, sobre todo su suegro y su cuñada la infanta Cristina, los que desde el primer momento en el que Ortiz puso un pie en La Zarzuela ya le hicieron saber que no era bienvenida.

El lío con la infanta Cristina

Una Cristina que, de hecho, es la que peor relación mantiene con Letizia junto a su padre. Desde su entorno se asegura que la impulsora de que hace años se le obligara desde la corona a marcharse a vivir a Ginebra tras los líos judiciales de su marido no fue otra que la reina.

La reina letizia y la infanta Cristina

Han sido varias las veces en las que, en las pocas ocasiones que han coincidido sin cámaras delante, la tensión entre ellas ha sido más que evidente. Incluso también con los medios antes ellas, como se pudo comprobar en la misa en homenaje a la infanta doña Pilar, donde Letizia y Cristina ni se cruzaron las miradas.

Una animadversión hacia la mujer de su hermano que la mujer de Iñaki Urdangarin no oculta. De hecho, cuentan en El Español que, en un reciente almuerzo en La Zarzuela junto a su hermana Elena y sus padres, Cristina dejó caer que todo lo que están tramando su hermano y el gobierno de España  para alejar a Juan Carlos I no es más que una trama para dejar en evidencia al emérito y, de paso, también a ella y su marido.

Cristina se siente víctima y no duda en cargar contra la gestión de su hermano y, sobre todo, contra una Letizia a la que no le tiene ni el más mínimo aprecio.