Iñaki Urdangarín | EFE

La infanta Cristina recibe la peor noticia. Y va de Iñaki Urdangarín. Última hora

stop

El asunto que afecta directamente al cuñado de la reina Letizia

18 de abril de 2020 (13:53 CET)

Iñaki Urdangarín lleva unos cuantos días sin poder acudir a la residencia de discapacitados Hogar Don Orione en Pozuelo de Alarcón, donde solía ejercer como voluntario.

Allí, el cuñado de la reina Letizia, aunque a ella no le guste que la relacionen con ella, ayudaba a mejorar la movilidad de los pacientes. Sin embargo, en este 2020 no ha podido realizar su labor. Primero estuvo pasando unos días con su familia. Por otro, cuando llegaba el momento de poder asistir, a la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares revocó el auto del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Valladolid que autorizaba a los presos a salir dos fines de semana al mes y lo limito a solo uno.

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina a su llegada al juicio.

La peor noticia para Iñaki Urdangarín

Pero el problema más preocupante se ha sabido recientemente. Una noticia que no permitirá a Urdangarín seguir saliendo de la cárcel de vez en cuando y que ha dejado muy preocupado al ex jugador de balonmano y a los suyos, entre los que se encuentra la infanta Cristina.

Esta es que entre el personal y los pacientes se han dado algunos casos e coronavirus. Así lo recoge OK Diario, al que han revelado que “los trabajadores han caído en el 25% de los casos aproximadamente”. Los datos registrados entre el personal son de un 10% de infectados.

Denuncian

Además, desde el centro denuncian la falta de recursos, tal y como ocurre en tantas otras residencias de España. “El material sanitario que llega de las autoridades es a cuenta gotas”, comentan.

“Es una cantidad de material muy por debajo de las necesidades. Subsistimos gracias a la generosidad de las personas, empresas, vecinos y conocidos que nos aportan de todo porque de todo hace falta”, añaden las fuentes.

Asimismo, desde el centro apuntan que los pacientes no están en peligro, que no hay fallecidos y que los contagios “son leves”. Todo ello gracias a que se han “extremado las precauciones”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad