La infanta Cristina es vegetariana como la reina Sofía

La infanta Cristina, en qué se parece a su madre, la emérita Sofía, y en qué discrepa de su padre, el rey emérito Juan Carlos I

Infanta Cristina
Infanta Cristina

La infanta Cristina guarda grandes diferencias con su padre, el rey emérito Juan Carlos I. No en cuanto a su relación, pues la hermana del rey Felipe VI anda muy pendiente del ex Jefe de Estado. Pero sí en sus gustos y en su personalidad. Y Pilar Eyre, cronista especializada en la casa real, revela algunas de estas discrepancias.

Mientras Juan Carlos I y la infanta Elena son amantes de las armas y de la caza, Cristina la aborrece. Y mientras al emérito le encanta degustar las mejores carnes allí donde va, a la esposa de Iñaki Urdangarín es vegetariana. Como la reina Sofía. Así se lo explicó la propia Cristina a Pilar Eyre, en un encuentro que tuvieron en el pasado en Barcelona.

Infanta Cristina
Infanta Cristina

Pilar Eyre pilla a la infanta Cristina de paseo con sus perros

Según cuenta Eyre, aprovechaba cuando Cristina salía a pasear a sus perros para acercarse a la monarca, a la que hacía ver que no conocía para entablar lo que parecían conversaciones desinteresadas.

“(Cristina) Se alojaba en el hotel Hesperia entre otras cosas porque era el único hotel de Barcelona que admitía perros. Ella estaba con sus dos perros y cuando se iba de viaje los perros se quedaban en la habitación, tratados a cuerpo de rey, naturalmente”, empieza la periodista.

La infanta Cristina es contraria a la caza y vegetariana

“Por las noches ella iba a pasear por el barrio con sus perros y yo también llevaba al mío. Yo hacía ver que no sabía que era la infanta Cristina. Iba con dos tíos como dos armarios al lado y con pinganillo, pero yo como si no existieran e intentaba siempre entablar conversación con ella. Amparada en las sombras de la noche yo creo que ella tampoco sabía que yo era periodista”, añade Eyre.

Y sigue: “Yo intentaba siempre sonsacarle, pero ella siempre muy callada. Al final ya harta de que no me dijera nada, le pinché y le dije: ‘Oye, ¿Estos perros son de caza?’ Me dice: ‘¿Cómo? ¿De caza?’ Sí, parecen como de caza porque eran así como de una raza indeterminada”

“’Nooo, si yo soy contraria a la caza totalmente”, le reveló Cristina. Y añadió: “Me horroriza la caza, si soy vegetariana como mi madre’. Yo haciendo ver que no sabía ni quién era su madre, ni nada”.