Infanta Cristina | EFE

La infanta Cristina cuenta la locura que hace Letizia con los teléfonos móviles en Zarzuela (y es un escándalo)

stop

La hermana del Rey Felipe explica un secreto de la reina

24 de marzo de 2020 (13:10 CET)

No es que sea precisamente un secreto de estado que la infanta Cristina y la reina Letizia no pueden ni verse. La hermana y la mujer del Rey Felipe hace ya muchos tiempo que se distanciaron. De hecho, nunca han estado muy unidas.

Fue Cristina la que, hace años, cuando Felipe presentó a Letizia como su novia a su familia, presionó a su hermano para que se alejara de Ortiz, a la que veía como un peligro. Una presión que, obviamente, Letizia ni ha olvidado ni olvidará.

Es más, cuando apareció el caso Noos, la hoy reina vio en ello una oportunidad perfecta para enviar lo más lejos posibles a su cuñada y su marido, Iñaki Urdangarin. Una relación muy tensa que, ahora, ha vivido un nuevo capítulo.

Familia Real La infanta Cristina se va de la lengua

Entre otras cosas porque ha sido la hermana pequeña del Rey Felipe la que ha desvelado un secreto de Letizia. Parece ser, tal y como ha apuntado la infanta a sus conocidos, que el control que lleva Letizia de sus hijas es tan bestia que incluso ha prohibido cámaras dentro de Palacio.

Y claro, teniendo en cuenta que hoy en día todos los teléfonos móviles tienen cámara, es muy habitual que los que acudan al palacio a ver a los reyes o a sus hijas, sobre todo parientes, deben dejar el móvil en la entrada.

Letizia no quiere que se repitan filtraciones o que aparezcan fotos comprometidas de sus hijas. Ya ha tomado decisiones drásticas en público. Así lo explica Leonardo Faccio en el libro Letizia, una reina impaciente: “En la Cabalgata de los Reyes Magos al ver que una mujer fotografiaba a sus hijas la reina cruzó la calle para pedirle que no usara la cámara. Otro día en una fiesta infantil uno de sus escoltas exigió a otra mujer que borrara las fotos que le había tomado a sus hijas sin pedirle permiso”.

Una Letizia que, además, ha demostrado que no tiene problema alguno en regañar a sus hijas en público por no estar haciendo ‘lo correcto’. “La reina reprende a las niñas en los actos oficiales, las reprende con el dedo en alto cuando no guardan silencio o no juntan las piernas al tomar asiento”, apunta el escritor argentino.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad