Infanta Cristina | EFE

La infanta Cristina calla. ¡Lío de cama con el jefe de ella! Top secret

stop

La hermana de Felipe VI no sabe donde meterse y mantiene la discreción

09 de febrero de 2020 (10:20 CET)

Recientemente la infanta Cristina acaba de renunciar a su puesto de trabajo en La Caixa, al que llevaba vinculada 26 años. La hermana del Rey no ha vivido sus mejores años últimamente. El caso Noos les salpicó terminando con su marido, Iñaki Urdangarín, en prisión. A pesar de los problemas y el distanciamiento la pareja se ha mantenido unida. Todo lo contrario sucedió con su hermana. Elena y Jaime de Marichalar decidieron poner punto y final a la relación. 

Desde entonces, ya han pasado bastantes años, a la infanta Elena no se le conoce ninguna pareja. Ha preferido no rehacer su vida. Durante estos 10 años, a la hermana del monarca se le han otorgado varios novios, pero todo han sido rumores. Ella nunca ha confirmado ninguno y se ha mantenido en su línea de guardar silencio absoluto. 

Su nombre siempre ha aparecido vinculado a jóvenes, profesionales, deportistas o aristócratas. Como por ejemplo el jinete sevillano, una de las grandes promesas de la hípica española en los 80. Fue el primer gran amor de Elena y según su círculo cercano, el más importante de todos. La relación terminó rápido. A los dos años decidieron poner punto y final. Astolfi no se veía capaz de afrontar el tirón mediático que suponía ser pareja de una infanta. 

Al año de romper con Astolfi, Elena vivió en París, ciudad donde conoció a su paño de lágrimas, Jorge de Habsburgo, segundo hijo del archiduque Otto de Habasburgo, heredero de los derechos dinásticos de Austria-Hungría. Ambos se convirtieron en grandes amigos, aunque no llegaron a ser pareja. Le ayudaba en todo lo que necesitaba. 

3 Felipe Zuleta ok

Antes de casarse con Jaime de Marichalar, se le vinculó un apuesto arquitecto malagueño, Alfredo Santos Galera, con quién mantuvo una relación cerca de los dos años, y curiosamente un año después de divorciarse de Jaime, lo hizo con el jinete Felipe Zuleta. Este último era el entrenador de equitación de la infanta y un gran amigo, actualmente lo sigue siendo. 

Entre algún que otro jinete también se le relacionó con Fernando Garrido, director general del Instituto de Acción Social de Mapfre, su jefe, pero también un buen amigo. Con él se la pudo ver en la cabalgata de Reyes, de vacaciones en Río de Janeiro o en un partido de baloncesto. 

5 Fernando Garrido ok

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad