Paz Padilla cachonda

La impactante transformación de Paz Padilla durante la cuarentena

stop

La presentadora de Sálvame se encuentra confinada en casa con Anna Ferrer

09 de abril de 2020 (11:31 CET)

Paz Padilla desapareció de Sálvame cuando Pedro Sánchez decretó el estado de alarma el 14 de marzo. Desde entonces la presentadora no sale de casa si no es totalmente imprescindible. Hay rumores que creen que la gaditana estaba dispuesta a acudir todas las tardes al programa, sin embargo, la cúpula directiva creyó que lo mejor era que se quedase en casa, ya que el formato iba a coger un tono más informativo en sus primeras horas. Por este motivo es Jorge Javier Vázquez quién maneja la mayoría de las entregas. 

Sea como sea, Paz Padilla encuentra distracciones para pasar esta cuarentena. La humorista está acompañada de su hija Anna Ferrer y se lo están pasando en grande. Montan un gallinero, pintan, hacen Tik Toks, cocinan o practican deporte. No se están de nada.

Paz Padilla gimnasio  

Como muchos españoles, Paz Padilla está encontrando remedios caseros para mantenerse en forma mientras dure el confinamiento. Todos los días, junto a su hija, realizan duros entrenamientos para estar activas durante el día. Acaban sudando la gota gorda. 

Madre e hija, muy activas en redes sociales, comparten como es su día a día durante esta cuarentena. Se las ha visto dándolo todo mientras compartían su tabla de ejercicios para tonificar sus músculos ataviadas con ropa deportiva. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Me encanta pintar!!! y estos días aprovecho para dar rienda suelta a mi imaginación #debalconabalcon sube tu arte @12_meses

Una publicación compartida de Paz Padilla (@paz_padilla) el

Lo mejor es que al acabar de entrenar se ponen a bailar. En esta última sesión han elegida la famosa canción de Tusa, de Karol G y Nicki Minaj. “¡Ahora a bailar después de entrenar!”, exclamaba la andaluza, con su habitual sentido del humor.

La presentadora cuenta con una amplia zona de jardín en su casa donde ha colgado sus telas acrobáticas de un árbol. Precisamente en uno de éstos ha encontrado un nido con crías de algún pájaro. Una demostración de que aunque nosotros estemos confinados, la vida se abre camino. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad