Sara Carbonero y su amiga isabel jiménez

La impactante foto de Sara Carbonero en la playa de Oporto ¡sin nada de nada!

stop

La periodista se refugia en tierras portuguesas junto a su marido, Iker Casillas

09 de febrero de 2020 (10:56 CET)

Sara Carbonero vive un año 2020 cargado de luz. No podía empezar mejor. La salud tanto de ella como de Iker Casillas ha mejorado. La periodista no entra en muchos detalles sobre su enfermedad, pero por los datos que ha dado su íntima amiga, Isabel Jiménez, evoluciona favorablemente. En todo este tiempo la periodista no ha perdido la sonrisa. Nos ha enamorado con sus publicaciones cargadas de emotividad y sentimiento. 

Esta semana era un día importante para ella y mucho más tras pasar por un duro momento en 2019. Sara Carbonero soplaba las velas de su 36 cumpleaños. La presentadora quiere vivir este año intensamente. Por el momento no va a volver a la televisión, aunque ha trabajado como imagen de alguna marca. La periodista se refugia en Oporto, una ciudad que la ha enamorado desde el primer minuto en el que se instalaron. Le gusta la vida tranquila de Portugal. Desde que sufrió la enfermedad, Sara Carbonero es otra persona completamente distinta. Ha sabido encontrar la paz interior y se muestra mucho más cercana y natural. Sus seguidores siempre la apoyan y le muestran su cariño. En esta fotografía en la playa la ovacionaron por mostrarse sin nada de nada de maquillaje. 

Sara Carbonero sin maquillaje en la playa de OportoLa presentadora escribió un misterioso mensaje con su palabra favorita: Kama Muta. Según la periodista, conoció este término gracias a una persona "misteriosa" de la que no da el nombre pero que "se ha convertido en imprescindible en mi vida". 

Carbonero transmite que proviene del sánscrito y que significa "conmoverse, llenarse de amor o admiración": "Los expertos dicen que es la emoción universal más intensa, porque define ese instante en el que nos sentimos tan llenos de afecto, de sorpresa o admiración hacia algo o alguien que no tardan en asomar las lágrimas en nuestros ojos”.

Esa misma persona "imprescindible" para Sara le dijo "¿te das cuenta de que hay un montón de palabras para definir las emociones que nos provocan malestar y ninguna para ese instanten en el que se nos ponen los pelos de punta o sentimos "mariposas en el estómago"?".

Puesto que ella pensó que tenía toda la razón comienza este nuevo año con un firme propósito: buscar todavía con más ahínco el Kama Muta porque "soy capaz de identificarlo en las pequeñas cosas, todos los días, intento que no pase un solo día sin sentirlo".

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad