"¿Miguel Marcos ve esto cada día?" La cara de Belén Esteban sin Photoshop: "¡Horror!"

stop

La colaboradora de Sálvame consigue por fin quedarse con la casa de Toño Sanchís

belén esteban cara

06 de marzo de 2020 (12:05 CET)

Belén Esteban ha ganado la batalla. Por fin se ha vengado del que fuese su representante. Toño Sanchís abandonaba con el rostro serio el chalé de Villanueva del Pardillo, en Madrid. Durante muchos años vivió ahí con su familia. El representante llegó a las 8 de la mañana y veinte minutos después salía del portal dejando las llaves en la cerradura. A las 10:30 horas, la comisión judicial se ha personado en el domicilio para proceder al desahucio con la presencia de varios agentes de la Guardia Civil. Un cerrajero se ha encargado de cambiar la cerradura y el acceso al garaje. 

La casa ya pertenece a Belén Esteban, pero eso también ha hecho que se lleve infinidad de críticas. "Eres mala persona", le dicen. No obstante ha hecho oídos sordos. Hoy es un día feliz para la colaboradora. De hecho desde que está con Miguel Marcos todos lo son. Sin embargo, estar siempre en el punto de mira de los medios de comunicación y de su propio espacio la pone realmente nerviosa. 

La colaboradora ha regresado al espacio y ha tenido unas palabras para quién fuese su representante en el pasado. "Estoy nerviosa, emocionada. Ha sido mucho tiempo y una dura la situación", le ha dicho a Paz Padilla. La colaboradora ha explicado que no ha visto cómo se encuentra la residencia: "Yo no he ido a la casa. He mandado a gente de mis abogados, a uno de mis gestores...", ha contado. Según lo que le cuentan la casa no está en buen estado. Toño Sanchís se ha marchado, pero le ha dejado mucho trabajo de limpieza. 

Según la de Paracuellos la guerra todavía no ha terminado, solo se ha cerrado un capítulo. "Sabía que hoy era el día. La cosa no acaba aquí porque tengo un dinero que cobrar. Voy a ir hasta el final. Él pensaba que yo no iba a hacer esto", ha subrayado, y ha añadido: "He hecho lo que tenía que hacer, lo que hubiera hecho todo el mundo".

Antes de llegar hasta esta situación quiso llegar a un acuerdo con él, pero no lo consiguió. "A la que le falta el dinero es a Belén Esteban, y muchísimo más que un millón de euros. Hasta hablé con Lorena [la esposa de Toño Sanchís]", ha dicho, y ha recordado que el proceso tampoco ha sido agradable para los suyos: "Aquí da pena su familia y, ¿la mía?", ha reprochado. 

"Tengo una contractura en el cuello y llegado a estar aquí con 400 de azúcar", ha desvelado. Así, ha agradecido el apoyo que ha recibido de parte de su marido, Miguel Marcos: "Solo tengo que dar las gracias a mi marido porque solo él y yo sabemos lo que hemos pasado", ha dicho emocionada.

La colaboradora no ha desvelado sus planes de futuro, pero asegura que lo primero que hará será una exclusiva con una conocida revista, así podrá pagar un año de hipoteca y arreglar los desperfectos. 

Ahora hay dos bandos enfrentados. Los que defienden a muerte a Belén Esteban y los que se apenan por la situación de Toño Sanchís. Estos últimos han sacado a la luz una fotografía con la que el representante de artistas se ha reído. El verdadero físico de la tertuliano repleto de arrugas. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad