La “¡impactante!” foto de Kiko Hernández (Sálvame) sin dentadura postiza

stop

El colaborador de Sálvame es una pieza clave en el programa

Kiko Hernández

17 de septiembre de 2019 (16:29 CET)

Kiko Hernández se ha convertido en imprescindible en Sálvame. No hay día en el que el colaborador no esté presente. El tertuliano es una pieza clave del formato. Lo sabe todo sobre el mundo del corazón. Algo que extraña a muchos seguidores. El presentador nunca ha trabajado en este mundo y tampoco tiene ninguna carrera de periodismo o similares que le acrediten para su buen hacer ante la cámara. Su salto a la fama se produjo cuando concursó en Gran Hermano en 2003. Antes era un vendedor de pisos. 

Es uno de los rostros más conocidos de la pequeña pantalla. Sin embargo, Kiko Hernández preserva con uñas y dientes su intimidad. Se desconoce cualquier dato de su vida privada. Lo único que sabemos de él es que tiene dos hijas gemelas que nacieron fruto de la gestación subrogada. 

No se le conoce ninguna pareja desde que se enamoró en la casa de Guadalix. Parece que Kiko Hernández se ha encargado de dejar todo bien atado. Algunos aseguran que habría firmado un contrato con la cadena para que no se desvelase nada de su intimidad. De hecho ni tan siquiera les da detalles a sus compañeros de profesión, quiénes le tienen mucho respeto. 

Kiko Hernández dio la sorpresa la semana pasada y es que el colaborador quiere volver a ser padre. En esta ocasión de un niño. Según contó en menos de un año empezará de nuevo con los trámites ya que no quiere que sus hijos se lleven muchos años. Sus compañeros desconocen si es padre soltero o bien esta decisión está meditada con otra persona. Algunos seguidores del colaborador asegurar que podría tener una pareja masculina. Pero no hay nada confirmado, como tampoco de sus operaciones estéticas.

El cambio físico de Kiko Hernández es más que notable. Sin embargo nunca ha hecho referencia a ello. El más visible de todos es en sus dientes. Ahora lucen perfectamente alineados y blancos. No obstante, cuando entró en Gran Hermano y colaboró en Crónicas Marcianas su boca era un auténtico desastre. Todos los dientes estaban apiñados. Este cambio es debido al uso de fundas. 

Captura de pantalla 2019 09 17 a las 16.22.20

Kiko Hernández dientes después

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad