La fuerte discusión de Antonio David Flores con Rocío Flores: 300.000 euros en juego

Antonio David Flores responde a las críticas hacia su hija por no dedicarle unas palabras a su abuela en el monográfico de Rocío Jurado. Sus sueldos en peligro

Fotografía: La fuerte discusión de Antonio David Flores con Rocío Flores: 300.000 euros en juego
Fotografía: La fuerte discusión de Antonio David Flores con Rocío Flores: 300.000 euros en juego

Rocío Jurado fue la protagonista del último Hormigas blancas en Telecinco y era más que evidente que algunos rostros relacionados con ella iban a hablar respecto a lo que se contó. Especialmente a las polémicas declaraciones de María Teresa Campos, quién defendió a Rocío Carrasco. Las declaraciones más esperadas fueron las de Rocío Flores.

Antonio David Flores dijo que su hija no iba a volver a la televisión tras su paso por Supervivientes 2020. Quería hacerse conocida, pero ya no quiere seguir en el mundillo. Sin embargo, tras este documental no ha podido morderse la lengua y ha roto su promesa.

Rocío Flores se ha roto en lágrimas y ha pedido perdón públicamente después de dedicarle unas bonitas palabras a su abuela. Un redactor del programa Hormigas blancas la llamó para hablar con ella sobre su abuela. Le pidió solo comentar algún recuerdo que tuviera con ella para hacerlo público en el monográfico de la cantante. La concursante de Supervivientes derivó su respuesta a su manager, algo que no gustó a su padre quién no dudó en regañarla.

La sonada bronca de Antonio David Flores a Rocío Flores

Antonio David Flores mantuvo una conversación con ella a solas. Y no dudó en hacerle ver su error. «Le dije que se había equivocado y su respuesta fue desafortunada, al menos el corte que yo vi. Le dije que no tiene que remitírselo todo a su representante y ella me dijo: «Es que papá, no quiero hablar con nadie y por eso lo hago siempre así». Entonces le dije: «Desde luego que has perdido una oportunidad de oro para hablar de tu abuela y defenderla». Y ella me dio la razón de que se había equivocado», contaba el tertuliano, muy contrario a la actitud de su hija.

Fotografía: La fuerte discusión de Antonio David Flores con Rocío Flores: 300.000 euros en juego

Telecinco dio un toque de atención a Antonio David Flores y éste sabe perfectamente porque dijo esas palabras a Rocío Flores. No está jugando bien la oportunidad que se le ha dado de ser conocida y triunfar en las redes sociales, todo se lo debe a Telecinco y si estos quieren le arruinan su carrera. El colaborador ha vuelto a la primera página gracias en parte a su ex mujer y a su hija. Y si ésta no cumple éste podría perder los 300.000 euros que gana anuales por participar en Sálvame, en el Deluxe y por algunas publicidades varias.

A Rocío Flores le ha fastidiado todo lo que se ha dicho de ella en el programa, desde “pesetera” hasta acusarla de “rentabilizar sus declaraciones” y por este motivo ha querido dar la cara. Flores entraba en directo por teléfono, muy emocionada. La hija de Rocío Carrasco no podía contener las lágrimas y entonaba el mea culpa. «Pido disculpas, porque me equivoqué al remitir la llamada a Agustín [su manager]. Es verdad que se puede interpretar como si yo remito la llamada al representante, es porque quizás esas declaraciones yo las haría cobrando, y quiero dejar claro que para nada fue así. Jamás he tenido ningún problema en decir lo que pienso de forma totalmente gratuita”.

«En ‘Supervivientes’, se me criticó muchísimo el hecho de que me abriera y de que hablara de mis sentimientos sobre mi familia. En este momento, me pilló así, y quizás no fue lo más acertado para poder evitar esa llamada”.

Rocío Flores asegura que no se sentará en un Deluxe a explicar su vida. Lo suyo en los medios de comunicación ha sido una aventura que ya ha terminado. La joven no quiso contestar a las acusaciones de María Teresa Campos. «En mi casa, desde muy pequeñita me han enseñado a respetar y a tener educación por las personas más mayores que yo, y por eso prefiero mantenerme al margen y no opinar sobre esto», contestaba a Carlota Corredera aguantando las lágrimas, pero con la voz quebrada.

Publicidad