Malú

La foto secreta de Malú que Albert Rivera quiere borrar (y no puede)

stop

El carácter de la cantante ha cambiado a lo largo de los años como su carácter

24 de marzo de 2019 (15:21 CET)

Malú está en boca de todos tras conocerse su supuesta relación con Albert Rivera, aunque todavía no se les ha visto juntos ni por la calle ni en ningún acto público. Según algunas fuentes harían pública esta relación pasadas las elecciones generales del próximo 28 de abril. Por el momento, la cantante es el blanco fácil, concretamente de las críticas que le lanza Telecinco. Desde programas como Sálvame no se le perdona que Malú rechazara participar en la versión de American Idol Kids. Desde ese momento la artista está vetada en Mediaset. 

Albert Rivera y Malú

No se le hace ningún tipo de propagando, todo lo contrario. El programa empezó a buscar a personas que hubiesen trabajado en algún momento con ella, como por ejemplo en su paso por La Voz en Telecinco como 'coach'. Según los colaboradores del espacio la cantante tiene un cuestionable carácter y es difícil de tratar. Así lo han confirmado varios testimonios anónimos que alguna vez han trabajado con ella. "Es una diva altanera, altiva y soberbia", contaban. 

"Su intervención fue recordada por la poca empatía que manifestaba a la hora de tener que dar una sorpresa en el programa. Se le pidió que saliera al público a recoger a una persona, algo a lo que se negó completamente. No quería hacerlo", explicó un trabajador de un programa de sorpresas de una cadena autonómica. 

Malú sin maquillaje ni retoques: Rivera o la foto que asusta a España | EFE

“Es la típica artista que cambia de cámara una vez que la cámara le está enfocando y cuando le deja de enfocar tiene una actitud altanera, incluso con la gente de su equipo”, añadió otro. “Detrás del escenario empezó a gritar a los técnicos de sonido del programa diciendo que no escuchaba el retorno de su voz, con unas malas formas absolutas. Decía que falta de profesionalidad, que se callara todo el mundo... Era una persona bastante mercenaria de su trabajo y lo único que le importa es cantar, utilizar el escaparate y marcharse. Fue muy decepcionante trabajar con ella", explicó un trabajador de Canal Sur.

“Era escaso. Se la veía poco. Alejandro Sanz era muy accesible. Malú no era el caso. Para mi la palabra es diva. La recuerdo pasar como si fuera Beyoncé, con una corte de personas, una tocándole el pelo, otra sujetando el café... Como una diva", explicó un trabajador de La Voz, último programa donde trabajo para Telecinco. “Lo primero que te decían de Malú nada más llegar allí era que había que tener cuidado con ella. Era como un secreto a voces. Había como un miedo generalizado a Malú”. 

El director del espacio recuerda una mala experiencia con ella en Sálvame. La cantante acudió para promocionar uno de sus últimos temas y pidió que ningún colaborador ni tan siquiera el presentador se acercaran a ella. A David Valldeperas no le gustó la idea y no aceptó: “No hay nada más que negociar. O actúa y se adapta al programa, desde luego que no”.

También se niega a los autógrafos tal y como explicó Paz Padilla. Siendo ella la humorista que es reconocida a nivel nacional, Malú no le quiso firmar un autógrafo para Anna Ferrer, su hija, que por aquel entonces era menor de edad. 

Ahora el espacio ha dado luz a uno de los exconcursantes de la anterior edición de La Voz. Cuando el talent show se emitía en Telecinco y la cantante era una 'coach' más. "Es una persona horrible", ha asegurado el concursante. “El trato era muy malo, todos coincidíamos en lo mismo: esta tía es inhumana, está totalmente deshumanizada. Sigo pensando que es una grandísima artista, pero como persona es horrible”, dijo. Se comportaba muy superior a los otros compañeros y trataba peor a sus concursantes. 

Incluso desde TVE le lanzan críticas. Un auxiliar de producción de TVE con quién trabajó admite que “Malú no habla con nadie, es una persona soberbia, va mirando por encima del hombro a todo el mundo. He trabajado con mucha gente famosa, pero esta tipa es insoportable”. Nadie quiere a la cantante. De momento ella sigue sin pronunciarse. Pero la tele ya no es un espacio para promocionarse. 

Todo el mundo tiene un pasado 

Malú hace años no era la misma de ahora. Ni tan siquiera en el carácter, pero tampoco en el nombre. Ella se llamaba María Lucía Sánchez Benítez. ​Su carrera artística empezó en 1998 cuando un productor la escuchó cantar en un evento flamenco. Pedro Guerra y Alejandro Sanz colaboraron en ese primer trabajo discográfico que salió en el mismo año. Con tan solo 15 años recibió grandes premios. Toda una revolución, como también su 'look'. 

El estilismo de la joven no se parece en nada al actual. Ahora ella es mucho más "gótica", opta siempre por los colores oscuros y negros para su vestuarios, incluso su cabello luce un castaño oscuro. Antes era mucho más alegre y viva. Todos los vestidos llenos de color y floreados, además de llevar un colo de pelo mucho más claro, un castaño con tonalidades rubias. El carácter de la joven también ha cambiado y su estilo va en consonancia. ¿Se enamoraría Rivera de esta Malú? 

Malú foto antigua

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad