La foto en el Carrefour que deja a la reina Letizia en muy mal lugar

La imagen que pone La Zarzuela patas arriba

Fotografía: La foto en el Carrefour que deja a la reina Letizia en muy mal lugar
Fotografía: La foto en el Carrefour que deja a la reina Letizia en muy mal lugar

No son pocos los que, sobre todo desde el sector más antimonárquico, están aprovechando esta crisis del coronavirus para cargar contra Felipe y Letizia. Los reyes están en el punto de mira desde los primeros días de confinamiento, entre otras cosas porque muchos les acusan de no estar al nivel de otras monarquías europeas.

De hecho, hace apenas unos días apareció una encuesta en la que Felipe se llevaba el primer suspenso en cuanto a su valoración desde que asumió el trono. Son muchos los que consideran que, por mucho que los reyes se empeñen en ir colgando fotos de sus reuniones virtuales desde La Zarzuela, deberían hacer más.

La foto en el Carrefor

Pero lo peor de todo para los reyes de España es que, como bien saben en la Casa Real, sus homólogos en otros países parece que sí que están sabiendo sacar rédito de esta crisis a nivel de imagen.

Matilde de Bélgica

Y la última en hacerlos ha sido la reina Matilde de Bélgica que, como bien han inmortalizado sus colaboradores, ha optado en las últimas horas por hacer lo que Letizia no ha hecho: una compra en el súper.

Matilde de Bélgica

En la foto podemos ver a la reina belga comprando en un Carrefour y, con las medidas de protección adecuadas, charlando amistosamente con una de las cajeras de dicho supermercado.

Si bien es cierto que en Bélgica también ha habido quien ha criticado la foto por ser “un lavado de imagen”, son muchos los que, en España, apuntan que la actitud de a reina belga nada tiene que ver con la de una Ortiz que, al margen de salidas puntuales, parece no querer salir de La Zarzuela. Y menos para ir al súper.

Eso sí, como bien apuntan desde la institución, Felipe y Letizia siguen convencidos de que están haciendo todo lo posible para que su imagen salga reforzada de esta crisis y que, cómo no, cada monarquía está gestionando este histórico momento a su manera.