Paz Padilla Sálvame

La foto de Paz Padilla en trikini antes de operarse que revoluciona España

stop

La presentadora de Sálvame y la imagen de la que todos hablan en las redes

27 de septiembre de 2019 (14:00 CET)

​Paz Padilla lleva mucho tiempo siendo una de las principales estrellas de Telecinco. La humorista ha dejado atrás ya todas las críticas que recibía en sus inicios como presentadora de Sálvame y ahora son muchos los que la apoyan en este sentido.

Poco a poco se ha ido ganando el respeto tanto de la audiencia como de sus compañeros de plató. Ahora es, de hecho, una de las caras que más utiliza Vasile para generar audiencia.

Es por eso que, como es habitual en Telecinco, Paz no solo aparece por el plató de Sálvame, sino que también lo hace por otros de la cadena como el de Viva la Vida. Lo hizo hace un tiempo para conceder su entrevista más íntima y dejó a muchos con la boca abierta.

El trikini de Paz Padilla

Une entrevista en la que Paz se despachó a gusto. Sin embargo, sus declaraciones más polémicas llegaron al hablar de su operación de pecho. “Yo solo tengo una operación de estética, siempre lo he dicho, me he operado los pechos, y me arrepiento”, apuntó.

Paz Padilla pechos actualidad

Y fue más allá: “Yo me tuve que operar dos veces. Estaba en 'Sálvame' y me fui corriendo a Urgencias y me tuvieron que operar otra vez, no lo sabe nadie, nadie se enteró”.

Sin embargo lo que dejó a sus seguidores con la boca abierta y generó un buen número de aplausos fue la confesión y el alegato que hizo después: “Me operé por un hombre, por el padre de mi hija. Yo le di el pecho a mi hija, se me quedaron como dos calcetines y lo hice por él”.

Y continuó: “Cada una tiene que querer su cuerpo, ya está bien de que los hombres y los demás decidan qué es bello y qué no, ¡pues no! Hay que quererse y aceptarse con o sin pecho”.

Paz Padilla en bikini pechos

Una polémica que ahora ha vuelto a circular por las redes junto a una foto de Paz en trikini antes de la operación. Una foto en la que se evidencia el cambio. Ahora sabemos que, si Padilla pudiera, ese cambio no se produciría.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad