Kiko Rivera llorando en GH DÚO

La foto de “Kiko Rivera muy perjudicado” con una VIP de Telecinco

stop

El cantante e hijo de Isabel Pantoja ha superado su adicción a las drogas y al alcohol

28 de octubre de 2019 (14:08 CET)

Kiko Rivera es un hombre completamente nuevo. Así lo demostró a los espectadores en su paso por GH DÚO. El DJ mostró una faceta de él hasta ahora desconocida. Una persona trabajadora, humilde y vulnerable en ocasiones. El hijo de Isabel Pantoja se enfrentó a la curva de la vida, una de las pruebas más duras del formato, donde no tuvo ningún pudor en abrirse en cuerpo y alma. El marido de Irene Rosales confesó el peor episodio de su vida, su adicción al alcohol y las drogas. 

Ahora el DJ es muy feliz y está embarcardo en sus nuevos compromisos profesionales. Por un lado, Kiko Rivera llena plazas y discotecas en todos los bolos que le contratan y por otro se encarga de su discoteca Hoyo, en Sevilla. A pesar de estar inaugurada hace tan solo un mes, todos los días está llena. 

Algunos medios aseguraron que este nuevo trabajo no gustaría a Isabel Pantoja y a Irene Rosales ya que volverían a introducir a Kiko Rivera de nuevo en el peligroso mundo de la noche. No obstante ahora el cantante está más fortalecido. Son muchos los duros episodios que ha vivido Kiko Rivera y le ha costado quitarse esa imagen de vago, ligón y juerguista. 

Antes de conocer a la madre de sus hijos, Irene Rosales, Kiko Rivera mantuvo relaciones con centenares de mujeres, entre ellas la ex actriz de cine para adultos María La Piedra, quién aseguró que le dio asco liarse con el DJ. Reconoció que solo lo hizo por conseguir popularidad en el medio. Se filtró una fotografía donde Kiko Rivera aparecía con un aspecto desaliñado y bajo los efectos del alcohol. 

María lapiedra y Kiko Rivera

Ahora todo esto es pasado y Kiko Rivera ha aceptado la propuesta de Irene Rosales de casarse nuevamente con ella. En esta ocasión le haría ilusión hacerlo por la iglesia. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad