La fobia que tiene a Ana Obregón paralizada en Mallorca

La presentadora desvela un desgarrador relato de su hijo antes de morir

Fotografía: La fobia que tiene a Ana Obregón paralizada en Mallorca » Diario Gol
Fotografía: La fobia que tiene a Ana Obregón paralizada en Mallorca » Diario Gol

Ana Obregón continúa en Mallorca en compañía de sus familiares. La actriz se refugió en la casa familiar para desconectar del duro episodio que le ha tocado vivir este 2020 justo después de poderle dar el tan ansiado adiós a su hijo Álex Lequio, víctima del cáncer a los 27 años de edad. 

La presentadora tan solo ha sido vista en un par de ocasiones dando una vuelta por las calles de Mallorca y tomando el sol en una cala de la isla balear. Son pocas las salidas que realiza y es que la actriz no quiere que los paparazzis tomen fotografías de ella en este momento. 

Ana Obregón solo se pronuncia públicamente a través de sus redes sociales, donde sus últimas publicaciones están todas dedicadas a Álex Lequio, el amor de su vida. La presentadora publicó una imagen de uno de sus veranos más felices, cuando todavía no habían recibido la dura noticia que cambiaría sus vidas por completo. Precisamente de eso va su desgarrador relato. Como cambia la vida de un día a otro y como nos preocupados del futuro y del pasado dejando de lado lo más importante, el presente. 

Ana Obregón, con el permiso de Álex, hace pública la última carta que escribió el empresario y que no le dio tiempo a acabar. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hace un mes encontré en tu móvil el último post que escribiste. No tuviste tiempo de terminarlo ni de subirlo. He dudado mucho si hacerlo, pero se que tú querías hacerlo. Hoy lo comparto con todos vosotros de parte de Áless desde el corazón mutilado de una madre: “El problema más grande del ser humano – y el mío hasta que me dijeron que tenía cáncer – es la manera de entender la felicidad, de ser feliz. Me he pasado 27 años de mi vida intentando ser el mejor estudiante, graduarme en la mejor universidad , montar empresas y sentirme un cowboy del capitalismo, siempre anclado en el ‘más es mejor.’ Todo precioso y bonito hasta que un día te dan la noticia y no sabes cuantos meses te quedan de vida. En un abrir y cerrar de ojos, te das cuenta de la importancia del ‘tiempo.’ Mejor aún, te das cuenta cómo y con quien quieres invertirlo. Cuantas veces no he estado con mi novia por quedarme enviando correos hasta las 3 de la mañana? Cuantas veces he ido a jugar con mi hermanita pequeña? Cuantas veces habré ido a ver a mi madre? Cuantas la he colgado? Cuantas invitaciones rechazadas al cine con mi padre? Cuantas? CUANTAS????? No soy nadie para darte un consejo pero quizás, dios no lo quiera, un día recibas una llamada del hospital después de hacerte una tac, una placa o un análisis de sangre, invitándote a cerrar una cita con urgencia. Quizás ese día se sienten 7 médicos delante de ti y ‘bum’ todas esas metas por ser un as se evaporan. Al final solo te llevas el tiempo y el amor que has dedicado a las personas que quieres, a las qué … ” @alessandrolequiojr PDT. Mi Aless , ojalá lo hubiera leído antes de que partieras para decirte que has dado tanto amor en esta vida; a tus amigos, a tu novia, a tu familia y sobre todo a mí, que necesitaría 1 millón de vidas para agradecértelo . Tu mensaje llegará al corazón de muchas personas.#alessforever

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el

Hace un mes encontré en tu móvil el último post que escribiste. No tuviste tiempo de terminarlo ni de subirlo. He dudado mucho si hacerlo, pero se que tú querías hacerlo.
Hoy lo comparto con todos vosotros de parte de Áless desde el corazón mutilado de una madre:

“El problema más grande del ser humano – y el mío hasta que me dijeron que tenía cáncer – es la manera de entender la felicidad, de ser feliz. Me he pasado 27 años de mi vida intentando ser el mejor estudiante, graduarme en la mejor universidad , montar empresas y sentirme un cowboy del capitalismo, siempre anclado en el ‘más es mejor.’ Todo precioso y bonito hasta que un día te dan la noticia y no sabes cuantos meses te quedan de vida. En un abrir y cerrar de ojos, te das cuenta de la importancia del ‘tiempo.’ Mejor aún, te das cuenta cómo y con quien quieres invertirlo. Cuantas veces no he estado con mi novia por quedarme enviando correos hasta las 3 de la mañana? Cuantas veces he ido a jugar con mi hermanita pequeña? Cuantas veces habré ido a ver a mi madre? Cuantas la he colgado? Cuantas invitaciones rechazadas al cine con mi padre? Cuantas? CUANTAS????? No soy nadie para darte un consejo pero quizás, dios no lo quiera, un día recibas una llamada del hospital después de hacerte una tac, una placa o un análisis de sangre, invitándote a cerrar una cita con urgencia. Quizás ese día se sienten 7 médicos delante de ti y ‘bum’ todas esas metas por ser un as se evaporan.
Al final solo te llevas el tiempo y el amor que has dedicado a las personas que quieres, a las qué … ” @alessandrolequiojr 

Publicidad