La fiesta que avergüenza a la infanta Elena. Madrid en cuarentena ¡y ellos así!

stop

En la Casa Real se pasan el confinamiento por el forro

Infanta Elena | EFE

15 de marzo de 2020 (13:54 CET)

El coronavirus afecta a unos más que a otros. No el virus en sí, sino la crisis que está generando en la sociedad. Y es que muchos de los que deben permanecer encerrados en casa ya acumulan la ansiedad de tener que ir haciendo cuentas para llegar a final de mes.

Como tampoco para los que tienen un negocio y estos días han tenido que cerrar. Y es que dejar de facturar durante 15 días puede ser letal para un restaurante o un bar.

Unos problemas que no sufren en la Casa Real. Aunque los Reyes tengan que estar en cuarentena después del contacto de la Reina Letizia con Irene Montero, de la que esta semana se dio a conocer su positivo en covid-19, su confinamiento es diferente al del resto de la población española.

irene Montero y Letizia

Así, sí

Ellos no tienen que cuidar de un negocio, mientras que pueden disfrutar al aire libre en el jardín del estado de alarma que se ha declarado en España.

Eso sí: al menos lo respetan. Y es que hay algunos miembros de la Casa Real que se están pasando por el forro las recomendaciones de las autoridades. Y sí, ellos también son la autoridad, pero deberían ser también respetuosos y no aumentar el riesgo de contagio.

Mal ejemplo

Juan Carlos I, por ejemplo, se fue esta semana a ver a su hija, la infanta Elena. Lo hizo en su coche oficial, reduciendo el riesgo de contagio, pero poniendo en juego su salud. Y es que el emérito pertenece al grupo de riesgo, dada su edad y su delicado estado de salud.

Juan Carlos I | EFE

Pero hay más. Se comenta que Froilán y Victoria Federica Marichalar de Borbón estarían entre los jóvenes que estos días se han saltado a la torera los consejos del Gobierno, montando alguna que otra fiesta con amigos en emplazamientos privados. Y es que claro, si el abuelo se escapa para ver a Elena, ¿qué ejemplo van a tomar los jóvenes? Y mientras tanto, entre su padre y sus hijos, Elena se queda sin palabras.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad