Meghan Markle Isabel II

La fiesta loca de Meghan Markle (“No se aguantaba de pie”) que llega a Kate Middleton

stop

La duquesa de Sussex cambió radicalmente de vida al conocer al príncipe Harry

24 de mayo de 2019 (13:14 CET)

“Mi propósito de año nuevo para 2019 es ser tan molesto, discutidor y tener razón tan insufriblemente sobre todo como en 2018. Cero disculpas de antemano a todos los imbéciles llorones, susceptibles y fanáticos de lo políticamente correcto que se ofenderán horriblemente por todo lo que diga o escriba”, escribe Piers Morgan en su perfil de Twitter. Una declaración que sorprende a muchos de los que conozcan a este periodista. 

Meghan Markle se ha convertido en los últimos años en uno de sus blancos favoritos. Para este controvertido periodista la duquesa de Sussex comete muchos errores. De hecho no hace nada bien, según él. Morgan le dedicó una de sus columnas donde criticaba su afán "autopromocional" tras considerarse "bombardeado" por el vídeo que los Sussex publicaron en sus redes sociales el día antes de su primer aniversario de boda. 

Pero el periodista tiene para toda la casa real británica. Las imágenes que mostraron los duques de Cambridge donde compartieron un feliz día con sus hijos en la exposición floral de los jardines de Chelsea. “El mensaje de las fotos era claro: '¡Somos unos padres geniales, pero también somos una pareja estupenda!”, escribió con ironía refiriéndose a las mentiras que se veían en la foto. 

Y aún hay más porque el recién llegada a la familia no se libra de ser criticado, en especial por su nombre. No le gusta el nombre aunque mucho menos que le pongan Harrison después, como tampoco aprueba que se haya protegido su intimidad durante el embarazo y no se cree la labor activista de Enrique en asuntos como el cambio climático o la salud mental. “Quítate el falso halo, Enrique, no te queda bien”, ha dicho, mordaz.

Príncipe Harry y Meghan Markle presentan al bebé“No me sorprende que se haya enamorado de ella, o que esté protegiendo tan ferozmente su relación. Enrique, ignora toda la basura venenosa que lees o escuchas sobre ella. Meghan Markle es la princesa perfecta”, escribía en 2016 antes de criticarla sin descanso. Al parecer ambos eran muy amigas y mantenían una buena relación. Sin embargo cuando conoció a Harry en su viaje a Londres, donde quedó con el periodista, ya no volvieron a hablar nunca más. Meghan Markle se olvidó de todo y de todos. Su pasado ya no existía. 

Para el periodista, la actual duquesa mutó de “princesa perfecta” a “arribista despiadada” cuando nunca lo volvió a llamar: “Ha pasado la mayor parte de los últimos 20 años haciéndose amigo de gente y, cuando ya no le sirven para nada, los borra de su vida con un 'adiós, perdedor'. Lo sé porque yo fui uno de ellos”. Dolido y resentido seguro que guarda fotos y vídeos de los momentos que vivió con Meghan donde se mostraba tal y como es y probablemente algún día verán la luz. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad