La famosa que saca los colores al marido de Eva González al contar esto

stop

El lío en las redes sociales con Cayetano Rivera

Eva González y Cayetano Rivera

06 de mayo de 2020 (13:39 CET)

La que se ha liado en las últimas horas con Cayetano Rivera en las redes sociales ha sido de las gordas. De hecho, siempre que un orero aparecen en las redes defendiendo su profesión, son muchos los anti taurinos que cargan contra ellos.

En este caso ha sido el marido de Eva González el que se ha llevado muchos palos en las redes sociales tras dejar claro que, en su opinión, el mundo del toreo es uno de los grandes perjudicados por esta crisis del coronavirus.

El mundo del toreo es uno de los más afectados en esta situación dramática que estamos viviendo”, apuntó recientemente Cayetano dejando claro que no iría nada mal un ayuda gubernamental a este sector.

Sara Sálamo alza la voz

Unas declaraciones que, como era de esperar, han generado mucha indignación por parte de los que están en contra de los toros. Eso sí, una de las respuestas que ha sido más aplaudidas por los usuarios de Twitter ha sido la de ni más ni menos que Sara Sálamo, la actriz y pareja de Isco Alarcón.

Una Sara que ya ha demostrado en anteriores ocasiones que no le tiembla el pulso a la hora de criticar abiertamente una opinión, por muy polémica que sea la suya. En este caso Sálamo tiró de ironía en su respuesta a la noticia en la que se aseguraba que Cayetano pedía dinero para el mundo del toreo.

 

Subvencionado, titiriteros, rojos…! Ah, no… Toreros”, apunta la actriz en una publicación que cuenta ya con casi 20.000 likes y que ha generado, como no, que la polémica por Cayetano y Sara sea aún más bestia.

De hecho, no ha sido otro que el también torero Miguel Abellán el que ha contestado con dureza a Sara: “Cuando la ignorancia es igual a tu arrogancia el resultado es un ser humano sin valores y sin empatía. Corren tiempos de abandonar padres y adoptar perros. Por cierto cuantos toros bravos habéis salvado del matadero tú y tú séquito animalista? Hipócrita”. Un lío de los gordos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad