La falda de María Patiño lía la de Dios ¡por lo que se le ve ahí! Foto (y tiene horas)

stop

La colaboradora y presentadora gallega vuelve a provocar las críticas entre sus seguidores

María Patiño

21 de abril de 2020 (12:59 CET)

María Patiño no está pasando por un buen momento. La semana pasada acabó siendo un mar de lágrimas y no por las valoraciones de sus compañeros a su actitud. El confinamiento y la situación actual le estaba afectando duramente. A diferencia de muchos de sus compañeros, la gallega tomó la decisión de acudir a trabajar. No ha faltado ni un solo día a Sálvame ni a Socialité. 

“Me pregunté si yo era una irresponsable por venir a trabajar, es verdad que yo tengo el apoyo de los míos y me animan”, reflexionaba tras escuchar a Paz Padilla asegurar que tuvo muy claro que no saldría de casa para poder proteger a los suyos. 

María Patiño se sintió muy culpable tras ver como Paz Padilla se había involucrado en la lucha contra el coronavirus y ella no había sido capaz de hacer nada de nada. Ni tan siquiera quedarse en casa para evitar más contagios y colapsar el sistema sanitario. Ahora ha tomado una seria decisión con la que está dispuesta a ayudar a los demás. 

“Estoy muy revuelta con la realidad que vivimos, intento buscar una justificación a todo esto”. La colaboradora vive un proceso de miedo e incertidumbre. Tiene muchas preguntas y pocas respuestas. “Cuando he llegado a Telecinco me faltaba el aire, estoy muy agobiada y después ya me relajo y se me olvida”, aseguraba en su última tarde en 'Sálvame'. “Hoy he llorado antes de venir, lloro de rabia”.

La presentadora ha vuelto a agradecer el cariño de su hijo, quién siempre que llega a casa la anima. 

“La actitud de mi hijo es para quitarse el sombrero”, ha confesado. Tras esta situación que ha tenido que vivir como todos los españoles, Patiño se está replanteando la posibilidad de hacer un voluntariado. “Necesito dejar de pensar en mí para no recrearme en algo que no se puede hacer nada”.

María reflexionaba en voz alta y confesaba que “pensaba que iba a mejorar, viéndolo a mis 48 años, y que no iba a sufrir tanto. No he sufrido tanto como en la adolescencia, no he ido a peor porque tengo muchas herramientas. Pero sigo siendo esclava de muchas cosas que no tienen sentido, porque a mí no me basta con pedir perdón, porque a mí sentir ira y esas cosas me hace sentir mal”.

A estos duros momentos se le suma las duras críticas que ha recibido, como siempre por su aspecto físico. A la colaboradora le encanta ponerse vestidos cortos como una quinceañera o minifaldas. Eso le supone aguantar las críticas por sus piernas. Ella las ve estilosas y cuidadas, mientras que sus seguidores o más bien detractores ven demasiadas imperfecciones, como varices, bultos y arrugas. 

María Patiño se cuida mucho. Lucha contra el paso de la edad, pero solo lo hace con su rostro. El resto del cuerpo lo tiene olvidado y es ahí donde queda reflejada la edad que tiene. Por este motivo sus seguidores son tan críticos. "Tanto estirarse la cara y lo demás caído", le escriben. 

Pues para que se le deje de criticar lo que ha hecho es difuminarse todo el cuerpo. De esta forma no puede encontrarse ninguna imperfección pero parece más bien un holograma. "Utiliza tus propios filtros", escribe la colaboradora. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Utiliza tus propios filtros ... look @armarioluluofficial

Una publicación compartida de Maríapatiño (@mariapatino1508) el

"Ya que usas tus propios filtros, ojo con las piernas, tú no necesitas retoques", "¿Qué le pasa en las piernas?", "¿Lo de las piernas es photoshop?" o "¿Y lo de las piernas qué es, algún tratamiento?", han escrito algunos seguidores, se preguntaban sus seguidores.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad