La “¡escandalosa foto!” de Kim Kardashian en la iglesia (y es por esto que se ve)

stop

La empresaria y modelo regresa a Armenia para cumplir uno de sus sueños

Kim Kardashian bebiendo un refresco

11 de octubre de 2019 (11:54 CET)

Aunque Kim Kardashian es una de las personas más conocidas y ricas del mundo toca siempre con los pies en la tierra y no olvida sus orígenes, de los que se siente muy orgullosa. Esta semana ha viajado hasta Armenia, la tierra de sus antepasados, pero más que para nutrirse de valores ha hecho realidad uno de sus sueños. La socialité ha acudido con su familia para bautizar a sus pequeños en la Catedral de Ejmiatsin, uno de los templos cristianos más importantes de Ereván. 

No es la primera vez que Kim Kardashian y el resto de familiares visitan Armenia. Una vez más sus habitantes han enloquecido con la presencia del clan y se han tenido que tomar fuertes medidas de seguridad. A la salida de la ceremonia les esperaban multitud de fanáticos que no querían perderse este gran día. 

Kim Kardashian lució un vestido de manga larga de color gris. Los pequeños iban todos ellos vestidos de blanco. A la salida del acto Kim Kardashian saludó a los presentes mientras sostenía a la pequeña Chicago en brazos. Sus seguidores no paraban de sacar fotografías del momento. Sin embargo nadie pudo entrar a la iglesia y vivir el bautizo en primera persona. Solo el equipo técnico de su reality. Es decir que en la próxima temporada, el bautizo de los pequeños será uno de los temas centrales.

Lo único que se ha podido ver del interior de la iglesia es gracias a una fotografía que ha publicado la empresaria en su Instagram. "Gracias Armenia por un viaje tan memorable. Tan bendecido de haber sido bautizado junto con mis bebés en la Madre Sede de Santa Etchmiadzin, la catedral principal de Armenia, que a veces se conoce como el Vaticano de la Iglesia Apostólica Armenia. Esta iglesia fue construida en 303", escribió junto a una fotografía donde se la puede ver cogiendo a su hija de la mano, ambas con un velo en la cabeza. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad