Paz Padilla en Sálvame

La “durísima y terrible” última hora de Paz Padilla (y va de salud): “No quiere que se sepa”

stop

La gaditana se ve obligada a cancelar las funciones de su obra de teatro por problemas de salud

31 de julio de 2019 (10:57 CET)

Paz Padilla siempre se ha caracterizado por tener una sonrisa de oreja a oreja. Ella siempre ha sido la encargada de hacernos reír. No obstante, la vida no es siempre de color de rosas, ni tan siquiera para una humorista. Como presentadora o como actriz, la gaditana siempre ha hehco gala de su enorme sentido del humor. Poco habla de su vida privada, más cuando elogia a su hija Anna Ferrer. Sin embargo acaba de salir a la luz la delicada situación por la que pasan ella y su marido Juan Antonio Vidal por problemas de salud. 

Paz Padilla tiene la agenda repleta de compromisos profesionales. Series, programas y funciones de teatro que ha debido suspender. En seguida saltaron las alarmas. La presentadora de Sálvame calmó las aguas justificando que había sufrido un cólico nefrítico o frenético tirando de sentido del humor hasta en los momentos más difíciles. Ella estaba perfectamente de salud, tal y como ha podido conocer el medio Lecturas en exclusiva. Quién no pasa por un buen momento es su marido. 

Paz Padilla y Juan Antonio Vidal

Actualmente la salud de Juan Antonio Vidal es la mayor preocupación de la gaditana. El abogado está enfermo y la presentadora quiere estar a su lado en estos momentos. La semana pasada Paz Padilla actuaba en Valencia, momento en el que recibió la inesperada noticia de su ingreso. Canceló estas funciones y las posteriores que tendrían lugar en Santander. 

Juan Antonio Vidal recibió el alta hospitalaria, aunque se recupera en casa continúa en tratamiento. Según el entorno cercano de la pareja, Juan no se encontraba bien y decidió acudir al médico, que tras realizarle una serie de pruebas optó por dejarlo ingresado en el hospital. Los resultados no eran los esperados y Paz Padilla se mantuvo a su lado en todo momento. 

De todos modos, Paz Padilla hace gala de su profesionalidad y continúa al frente del espacio de La fábrica de la tele ya que el resto de presentadores se encuentran de vacaciones y es ella la que lleva el mando. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad