La “durísima foto” de Álex Lequio (Ana Obregón) en las últimas horas: “¡Lucha!”

stop

El empresario se salta el arresto domiciliario y se va al Bingo con un amigo

Álex Lequio y Luna

21 de octubre de 2019 (12:48 CET)

El pasado mes de septiembre tras un increíble verano, Ana Obregón y Álex Lequio dieron las peores de las noticias. Cuando parecía que la pesadilla había acabado para siempre, la enfermedad ha vuelto. El empresario sufrió una recaída. Lejos de quedarse encerrado, el hijo de la actriz saca fuerzas de nuevo para luchar, como siempre con optimismo y una sonrisa. Tal y como contó la presentadora en una entrevista, esto es solo "una piedrecita en el camino". 

Todos los seguidores de ambos en redes sociales les apoyan y esperan que pase de una vez por todas este episodio. Por este motivo, Ana Obregón y Álex Lequio comparten siempre todos los momentos con ellos y les mantienen informados sobre la última hora. Esta misma semana el empresario aparecía en su cuenta de Instagram con un aspecto bastante cambiado y que recuerda a lo que vivimos meses atrás. El joven ya ha recibido sus primeras sesiones de quimioterapia de este segundo asalto. El rostro se le ve hinchado, más pálido y ya no tiene pelo en la cabeza. Solo hay que quedarse con su enorme sonrisa. 

Ana Obregón y Álex Lequio publicaron mismas fotografías para contar a sus seguidores algo muy especial. Desde el año pasado, cuando al empresario le diagnosticaron cáncer se han involucrado mucho más en las asociaciones y eventos que recaudan dinero para la investigación.

"La Asociación Española Contra el Cancer junto a Miss Sushi Castellón, organizan una rifa solidaria donde donarán el 100% de los fondos recaudados a la misma. Por ello, hemos acordado entre gente conocida, firmar este lazo - símbolo solidario del cancer de mama - para rifarlo entre todos los asistentes que acudan al evento solidario", contaba Álex. En la fotografía sostiene el lazo del cáncer y se puede ver su firma con una frase que dice "mucho ánimo luchadores y luchadoras". Ana Obregón hacía lo mismo con el lazo de su hijo. Ponía su firma y escribía "fuerza valientes". 

Álex Lequio intenta hacer vida normal aunque a veces sea algo más difícil de lo habitual. Cuando se encuentra con fuerzas, casi todos los días, menos cuando recibe la quimioterapia, el empresaria disfruta con familia o amigos, incluso con su nuevo miembro de la familia de cuatro patas, de todo tipo de actividades.

Este fin de semana terminó en el Bingo Canoe de Madrid junto a un amigo.Ayer. "En el bingo. Con cara de ‘hoy nos toca.’ Pero no tocó na. Va bien eso de salir de casa, aunque caiga el diluvio universal", contaba Álex a sus seguidores. Lo peor que tiene esta enfermedad es hundirte, entristecerte y no luchar. Álex demuestra ser un gran ejemplo de lo que sí hay que hacer. Aunque a veces le pongan arresto domiciliario, el empresario se escapa siempre que puede porque pasárselo bien le ayuda a combatir la enfermedad. En esos momentos, aunque no le tocó ni un euro, no pensó ni un solo momento en el cáncer. 

Además, volvió a hacer gala de su humor buscando un remedio para atraer la suerte. "Por cierto, ¿serían ustedes tan amables de compartir conmigo cualquier truco - supersticiones bienvenidas - para tener un poco más de suerte en el asunto?" 

Álex Lequio se ha rapado la cabeza al cero para que la perdida de cabello progresiva no sea tan visible. Como ya pasó el año pasado, Lequio vuelve a tirar de una colección de gorras que le sientan genial. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad