María Teresa Campos y Terelu Campos

La “durísima enfermedad” que asola a María Teresa Campos, Carmen Borrego y Terelu

stop

La historia de una estrella de la pequeña pantalla que conmociona a Telecinco

01 de septiembre de 2019 (18:07 CET)

Septiembre suele ser un mes de estrenos y de regresos de programas en la pequeña pantalla. Y uno de los segundos será el espacio Scott y Milá, del que se emitirá la segunda temporada en el canal #0 de Movistar+.

Un programa que protagoniza Mercedes Milá y en el que la veterana periodista de 68 años aborda temas de actualidad desde un punto de vista emocional.

Un regreso que será la confirmación de que Mercedes se ha recuperado totalmente de la depresión que sufrió en 2015 y que la llevó a apartarse de la televisión durante largo tiempo.

De repente, la catalana dejó de ser la presentadora de Gran Hermano, algo que sorprendió a muchos de los seguidores del programa, que no lo entendieron en primera instancia. Y no fue hasta años después, en una entrevista ofrecida a Jordi Évole para Salvados, en LaSexta, cuando Milà no explicó abiertamente su "durísima enfermedad". Un relato que no pasó desapercibido a las Campos, a Jorge Javier Vázquez, ya Belén Esteban y a buena parte del personal de Telecinco que entonces eran compañeros de cadena.

Resultado de imagen de mercedes mila gran hermano

La revelación de Mercedes Milà

"Me doy cuenta en la última etapa en Gran Hermano, cuando no salía de casa porque lo único que quería era estar en la cama y llorar. Solo me levantaba para hacer el programa", reveló la presentadora.

Además, explicó que la ruptura sentimental con su pareja fue el detonante de todo. "Empezó siendo, al principio de todo, una historia de amor rota, que lo pasé muy mal, horrible. Me separé, me enamoré de un chico muy joven, viví con él cuatro años y cuando él se fue, yo había cumplido 50 años, entré en barrena. Pero bueno, las pastillas y la ayuda psiquiátrica me ayudaron a salir. Volví a ser la Mercedes de siempre, empezó Gran Hermano justo en ese momento y me ayudó enormemente, fue la liberación total", relató Mercedes.

Pero no fue así. Centrarse en el trabajo de forma tan intensa conllevó graves consecuencias. "Le dediqué tantas horas que acabó matándome. Cometí el error de meter a mi cerebro demasiada potencia, porque me dedico full time. Trabajo y trabajo hasta que el cerebro te dice 'Ya que tú no eres consciente, te voy a parar yo'. Empiezas a notar miedos que antes no has sentido, no duermes, lloras de forma inesperada…", concretó.

La recuperación de Mercedes Milà

Hasta que los médicos dieron un golpe en la mesa: "He pasado momentos, yendo por la calle, que la gente me pedía un autógrafo o una fotografía y yo les decía que no. Debían pensar que soy una antipática, pero yo no podía. Pero tenía la fuerza suficiente para llegar al programa y hacerlo sin que se notara, era un esfuerzo tan bestia que me rompí la cabeza, por eso me fui. Al final me pidieron, por favor, que no me fuera, que buscáramos un camino, pero los médicos me lo dijeron muy claro 'No puedes seguir haciendo Gran Hermano".

A partir de entonces Mercdedes se fue a vivir con su madre y siguió los tratamientos decretados. El resultado, una Mercedes Milà renovada que está a punto de empezar la segunda temporada de su último proyecto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad