Andrea Jainero y Belén Esteban

La durísima enfermedad que Andrea Janeiro lleva en silencio y de la que Belén Esteban prohíbe hablar

stop

La hija de la colaboradora ha sido su gran apoyo en todo momento, incluso en los más difíciles

25 de noviembre de 2019 (12:51 CET)

Belén Esteban no ha escondido nunca su problema de salud. Eso sí, a diferencia de otras compañeras, siempre lo ha intentado llevar con la mayor discrección posible y en este caso no ha buscado ningún medio para lucrarse con ello. Por todos es sabido que la colaboradora sufre diabetes desde hace más de 30 años. Esta enfermedad le ha dado un par de sustos a lo largo de su carrera. 

La tertuliana se sinceró y confesó que hace un par de años estuvo a punto de morir como consecuencia de una importante bajada de azúcar. "Yo estuve en coma durante 18 días, con un bajón de azúcar, vi a mi niña cómo me llamaba y escuchaba a mi padre que me decía que volviera, mi niña era muy chiquitita", dijo algo nerviosa. 

Belén Esteban muestra su bomba de insulinaEl segundo episodio se produjo cuando ésta concursaba en GH VIP 3. En aquella época la colaboradora no pasaba por su mejor momento. Tras algunas situaciones que le pusieron muy nerviosa, Belén Esteban sufrió una hipoglucemia derivada de su enfermedad. El equipo médico del reality actuó en seguida suministrándole una pastilla y controlando sus niveles. 

Esta enfermedad le hizo permanecer unos días de baja, justo cuando se rumoreaba de nuevo un despido de la colaboradora. No obstante, Belén regresó de nuevo con más fuerza y volvió a callar los rumores generados. La ausencia de Belén Esteban en aquella ocasión fue porque se sometió a una operación para mejorar su estado de salud. La ex de Jesulín de Ubrique se sometió a unas pruebas para ponerse una bomba de insulina. 

Un mecanismo que tendrá mucho más controlada su diabetes y que le permitirá regular mejor el azúcar. Belén Esteban no tuvo ningún reparo en mostrar en directo el resultado con tal de terminar con las habladurías de aquellas personas que creían que mentía. 

"Al tener subidas y bajadas muy fuertes durante mucho tiempo, el endocrino me recomendó usar este nuevo sistema", con el que se muestra realmente contenta: "Algún día la bomba de insulina lo llevarán todos los diabéticos. Es pesado pero mucho más eficaz", aseguró.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad