La dentadura de la reina Sofía asusta. Ríe a carcajadas y se ve esto. Foto con sorpresa

stop

La imagen de la madre de Felipe VI que arrasa en las redes sociales

La reina emérita Sofía | EFE

25 de julio de 2020 (11:00 CET)

Ojo porque parece que, al contrario de lo que muchos esperaban, incluso desde dentro, todo el lío de Juan Carlos I está empezando a afectar también a la reina emérita Sofía.

Una Sofía que, al menos hasta ahora, contaba con el apoyo de la gran mayoría de monárquicos en España, que hablaban de ella como una mujer ejemplar, que nunca había estado metida en ningún lío y que, desde luego, estaba aguantando estoicamente los escándalos que rodeaban a su familia.

La reina Sofía y el rey Felipe | EFE

Sin embargo, parece que esa imagen de la madre de Felipe VI está empezando a cambiar. Y es que no es otra que Pilar Eyre, una de las periodistas mejor informadas de lo que ocurre en la Familia Real, la que ha decidido dar un paso adelante en este sentido.

La dentadura de la reina Sofía

Y lo ha hecho para dejar claro que Sofía, al contrario de lo que muchos creían, sí que estaba al tanto de los líos de su marido. Tanto a nivel extramatrimonial como a nivel económico.

“Sorprendió a su marido en la cama con una mujer en una cacería. Tenía 37 años y comprendió que a partir de entonces su caso iba a actuar con total libertad. Huyó a la India con sus hijos, dispuesta a dejarlo. Pero su madre, la reina Federica de Grecia, le dijo '¿Quieres ser como yo, una reina sin reino, una paria que tiene que vivir de la caridad de los demás? No te divorcies jamás”, apunta Eyre.

Y va más allá: “Ella era perfectamente consciente, es más, le animaba en ese sentido, temerosa de que le pasara lo mismo que a su madre. Tenía miedo a la pobreza”, cuenta en referencia a su marido y los líos económicos.

Reina Sofía

Y claro, ya han empezado a aparecer imágenes que no es que dejen precisamente bien a Sofía. Fotos como esta en la que se aprecia cómo, al reír a carcajadas, se puede ver un diente de oro macizo que luce en su dentadura. Para muchos, unas sorpresa. Para otros, una prueba más de ese “miedo a la pobreza”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad