La confesión más dura. María Teresa Campos envuelta en lágrimas

La comunicadora malagueña se ha sorprendido al poner la televisión

Fotografía: La confesión más dura. María Teresa Campos envuelta en lágrimas
Fotografía: La confesión más dura. María Teresa Campos envuelta en lágrimas

Las Campos han resurgido de sus cenizas. Mediaset las hundió y la misma cadena las rescató. María Teresa Campos después de andar como un pollo sin cabeza por los pasillos de diferentes cadenas ha regresado a su casa, aunque de momento sus proyectos están parados por el coronavirus. Terelu Campos y Carmen Borrego se asentaron en Viva la vida y Alejandra Rubio se ha incoporado como gran novedad pisando muy fuerte.

Borrego es noticia esta semana al alzarse con los 3.000 euros de premio por protagonizar la mejor velada de Ven a cenar conmigo Gourmet Edition. La colaboradora no solo hizo las paces con Víctor Sandoval o Payasín, también mostró su hogar e hizo las confesiones más emotivas de las Campos. 

A través de sus palabras y la multitud de fotografías que se podían ver por las estancias de la casa, su hermana y su madre estuvieron muy presentes en el programa. Carmen Borrego es una mujer nueva y ha decidido abrirse en canal ante sus compañeros. «Sin mi familia no sabría vivir, nos llevamos bien y nos llevamos fatal…», ha contado, y ha revelado: «Nunca he sentido la necesidad de pedirle perdón a mi madre o a mi hermana por nada que les haya hecho».

carmen borrego ven a cenar conmigoLa hermana de Terelu deja latente la buena relación que existe entre toda la familia y admite que no sabría vivir sin ellas. «Puedo hablar con Terelu por teléfono y colgarle 20 veces, pero podemos llamarnos al rato y quedar para cenar esa noche como si nada».

«Conforme salgo a la palestra me doy cuenta lo que es ser una Campos… Nosotras somos personas normales, currantas…», ha contado mientras no dejaba de alabar a su madre: «Mi madre es una mujer íntegra, profesional, con sus virtudes y sus defectos, a veces que es para comérsela y otros para matarla. Pero ha sido una gran profesional en este país».

Y ha terminado aclarando, por si a alguien le queda alguna duda, cómo es su verdadera relación: «Nosotras nos hemos llevado bien siempre y seguimos llevándonos bien pero el llevarse bien no es decir siempre te quiero, es decir lo que te apetece».