Princesa Leonor | EFE

La bomba más macabra contra la princesa Leonor. Y la ha colocado su abuelo

stop

Seria amenaza a la hija de Felipe VI y Letizia

20 de julio de 2020 (10:57 CET)

Los asuntos oscuros del rey emérito Juan Carlos I siguen dando de qué hablar. El grifo de las informaciones ocultas acerca de los casos de corrupción en los que presuntamente estaría inmerso el padre del rey Felipe VI está abierto. Y no dejan de salir detalles escandalosos a la luz.

Un panorama ante el que Felipe VI reaccionó rápidamente. Cuando se supo de los 65 millones que Juan Carlos ocultaba en Suiza, el Jefe de Estado tomó dos determinaciones. Una de ellas fue retirarle a su padre la asignación de 200.000 euros que recibía anualmente. La segunda consistió en renunciar a su herencia.

Don Juan Carlos I y Felipe VI

Quieren más castigo

Pero no son pocos los que no han tenido suficiente. Como decía Pilar Eyre, todo lo que empezó a salir era la punta del iceberg. Y así está siendo. De ahí que desde el entorno de Felipe le pidan al rey que vaya algunos pasos más allá respecto a Juan Carlos. Piden medidas más contundentes. Sin embargo, una de ellas podría poner en serio peligro su reinado y el de la princesa Leonor.

Juan Carlos I y Leonor | EFE

En este sentido, son unos cuantos los que reclaman que le aparte definitivamente de la casa real como se hizo en su momento con la infanta Cristina. Pero no todos tendrían suficiente con eso.

Contra las cuerdas

Unos cuantos reclaman que se cree una ley orgánica que Felipe aparte al rey emérito de la casa real y le retire el título de Rey que pactó conservar con su hijo cuando abdicó. Pero esta decisión puede tener efectos secundarios letales para la monarquía.

Porque crear una ley orgánica implicaría un debate sobre el asunto en el Congreso, lo que podría desembocar en una discusión parlamentaria sobre la función y la continuidad de la monarquía en España.

Y no solo eso. Cualquier ley sería aplicable posteriormente a cualquier miembro de la familia real. Y con esta ley en la mano, un error podría condenarles para siempre en España.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad